Salado alerta de un “año negro” del cuatripartito con déficit democrático y parálisis en la gestión


El presidente del Partido Popular de Rincón de la Victoria, Francisco Salado, ha calificado como un “año negro” los primeros doce meses de gestión por parte del cuatripartito –PSOE, Podemos, IU y PA— que gobierna el Ayuntamiento y que ha estado marcado por el “déficit democrático” y la “parálisis en la gestión”.

“El gobierno del consenso, la transparencia y la participación amplia que el cuatripartito prometió instaurar ha sido nulo, no ha existido”, ha criticado el dirigente popular, que ha ofrecido una rueda de prensa para hacer balance del primer año de la legislatura en clave municipal junto al diputado nacional y candidato a la reelección por el PP malagueño Ángel González.

En concreto, respecto a la participación ciudadana, Salado ha explicado que existía un reglamento al respecto que incidía en la organización de los consejos municipales sectoriales y que fue aprobado en la anterior legislatura. “Han decidido no utilizar este instrumento legal que permitía a los ciudadanos una participación real, y han optado por un tipo de organismos de participación que desvirtúa el concepto, ya que da voz a ciudadanos supuestamente independientes que realmente son afiliados de los partidos del equipo de gobierno, sin que hayan sido elegidos por el resto de miembros de una asociación a la que representen”, ha especificado.

Asimismo, Salado ha alertado de un trato denigrante por parte del equipo de gobierno hacia el PP “marcado por el ninguneo constante, olvidando que somos la formación con mayor representación en la corporación y la que ganó las últimas elecciones generales”. “Han cambiado las normas del pleno, de tal forma que ya no se interviene de menor a mayor grupo, como en el resto de plenos o parlamentos, si no que se deja al PP relegado y se anteponen los turnos de los partidos que gobiernan”, ha indicado el dirigente popular, que ha anunciado que por esta circunstancia, su grupo no acudirá al pleno sobre el estado del municipio.

Por otra parte, ha lamentado que la alcaldesa, la socialista Encarnación Anaya, “lidere este tipo de desmanes que dan tintes autoritarios a su equipo de gobierno”, aunque ha recordado que “ella no gobierna y el que realmente manda es el concejal José María Gómez, que no representa al PA, si no que se representa a sí mismo”.

En cuanto a la gestión, Salado considera que “es cero, no existe”, salvo en el apartado de “enchufismo” donde Gómez “se ha encargado de dejar su impronta, enchufando en la empresa de limpieza a familiares, al igual que ha hecho otro concejal del equipo de gobierno”.

“Para tapar esta vergüenza de enchufismo, el equipo de gobierno ha creado una bolsa de empleo que resulta ser una pantomima, con más de 10.000 solicitudes existentes y con un informe por parte de Intervención reconociendo que no hay capacidad presupuestaria para atender a esa demanda”, ha especificado Salado, que ha lamentado “que se juegue así con la esperanza de la gente”.

Por último, ha subrayado que todos los proyectos puestos en marcha han sido iniciados en la legislatura anterior, cuando gobernaba el PP, aunque ha denunciado que algunos de ellos “han sido paralizados por tratarse precisamente de proyectos iniciados por nosotros, mostrando un sectarismo político que nada beneficia a los intereses de Rincón”.

Por su parte, González ha mostrado su preocupación por la deriva autoritaria del gobierno local y ha recalcado que en todos los plenos y parlamentos las intervenciones van siempre del grupo político con menor representación al mayor, tal y como lo establece la ley que regula el funcionamiento de las entidades locales. “Le pido a la alcaldesa que se replantee este modelo, vaya a ser que el PP haga lo mismo donde gobierna y se le vaya a hacer incómodo defenderse en las reuniones provinciales de su partido”, ha señalado.

El diputado nacional ha valorado la gestión llevada a cabo por Salado y el PP en la última legislatura, donde tuvieron que centrarse “más en gestionar que en hacer política debido a la difícil situación en la que se encontró el Ayuntamiento”, y se ha mostrado sorprendido de que “en tan sólo un año de un gobierno sórdido y extraño el municipio empieza a parecerse a como estaba antes de que gobernara el PP”.

“Le pido al conglomerado de gobierno de Rincón de la Victoria que priorice y se centre en los proyectos importantes con independencia de quién los haya impulsado, ya que el sectarismo está para el debate, pero cuando se tiene la responsabilidad de gestionar hay que anteponer los intereses de los vecinos”, ha subrayado.

También en materia de equipamientos, ha subrayado el compromiso del PP si se sitúa al frente del Gobierno central con el paseo marítimo de Torre de Benagalbón, para el que ya existe un proyecto que cuenta con todas las aprobaciones y que “es fundamental para una ciudad turística como es Rincón”.

Por último, en clave electoral, ha advertido de que, de cara al 26 de junio, todo lo que no sea apoyar al PP supondrá apoyar directa o indirectamente a la izquierda radical, por lo que “los ciudadanos de Rincón tendrían que vivir con otro conglomerado de izquierdas como el que ya sufren a nivel municipal”.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.