PP: “Málaga es ejemplo de cómo congelar y bajar impuestos frente al ‘tarifazo’ de Sánchez”


 

Málaga, 7 de octubre de 2020.-  La vicesecretaria del PP de Málaga capital y portavoz popular en el Ayuntamiento, Elisa Pérez de Siles, ha contrastado hoy el compromiso real del Partido Popular por aplicar una política fiscal moderada allí donde gobierna frente al ‘tarifazo’ anunciado por Sánchez, poniendo como ejemplo “el modelo de Málaga a la hora de congelar y bajar impuestos”.

 

Así lo ha expuesto junto al viceportavoz popular en el Consistorio y concejal de Economía y Hacienda, Carlos Conde, reivindicando que “bajar impuestos está en el ADN del PP, ya que el hecho de que los ciudadanos tengan más dinero en el bolsillo reactiva el consumo y la economía, lo que potencia la recaudación, permitiendo a su vez mejorar los servicios sociales y la creación de empleo”, ha explicado.

 

Pérez de Siles, que ha incidido en que “en momentos de crisis como el actual, derivado del Covid, es cuando más se necesitan políticas fiscales moderadas como las que aplica el PP; el modelo de la solidaridad y la empatía”, ha subrayado que “el Ayuntamiento de la capital lleva 16 años seguidos congelando la tributación, lo que sitúa a Málaga como una de las ciudades con menor contribución fiscal por habitante de todo el país”.

 

“Más allá de promesas electorales y eslóganes, los malagueños saben cuál es la apuesta del PP en materia fiscal y lo comprueban año tras año”, ha manifestado, destacando que, por el contrario, “la hoja de ruta del Ejecutivo de Sánchez es subir los impuestos, tal y como ya ha anunciado para el IVA, el IRPF o el diesel, lo que afecta directamente a las clases medias, además de plantear que la educación y la sanidad privadas sean gravadas por primera vez con el 21% de IVA, un modelo que contrasta con lo que proponen las grandes economías europeas, ya que países vecinos como Alemania, Francia o Portugal están optando por bajar impuestos”.

 

Al respecto, la dirigente popular ha señalado que “tenemos el Gobierno más caro de la historia, con el mayor número de ministros y asesores, y con una política económica y fiscal más orientada a pagar los favores políticos de Sánchez que a garantizar un reparto justo de los fondos entre las comunidades autónomas”, ha afirmado, criticando que “tenemos un ministro de Consumo más centrado en atacar al turismo o al rey por motivos ideológicos que en implementar medidas que no conlleven una merma de la actividad y, por ende, la destrucción de empleo”.

 

La portavoz popular ha añadido entonces que, “junto a las ayudas lanzadas por la Junta para  pymes y autónomos, el Ayuntamiento ha avanzado un plan dotado con 5 millones de euros para el pequeño comercio y negocios de hostelería afectados por la crisis sanitaria del Covid, una medida vinculada a la disponibilidad de los ahorros municipales, algo que desde el PP llevamos reclamando al Gobierno y a la ministra Montero desde el pasado mes de marzo”, ha recordado.

 

Pérez de Siles ha apuntado igualmente la reducción en un 50% de la tasa de quioscos en la capital, en vigor desde este año, así como la flexibilización del pago de las tasas de ocupación de vía pública con toldos, mesas y sillas.

 

“Al modelo de política de moderación fiscal que aplica el PP en el Ayuntamiento se suma la bajada masiva de impuestos aplicada por el Gobierno andaluz, que ha demostrado que reduciendo la presión fiscal se pueden recaudar 200 millones de euros más que el año anterior, un dinero que se está destinando a políticas de educación, en sanidad y en políticas sociales”, ha incidido.

 

Medidas que dejan 20 millones de euros en el bolsillo de los malagueños

 

Por su parte, el viceportavoz del PP en el Consistorio y concejal delegado de Economía y Hacienda, Carlos Conde, ha advertido de que, “ahora más que nunca, la moderación fiscal debe ser la práctica habitual de las administraciones y así lo mantendremos en la capital”, abundando en que “los tributos volverán a congelarse en 2021, al tiempo que se incluyen nuevas bonificaciones y reducciones”.

 

Conde ha recordado que “para el próximo año y pese al incremento del gasto para hacer frente a la crisis social y económica derivada del Covid, que supera ya los 12 millones de euros, se mantendrán congelados los tributos, entre ellos el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), el Impuesto de Actividades Económicas (IAE), el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) y el Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU-Plusvalía)”, ha enumerado.

 

Asimismo, ha resaltado como novedad “la reducción del 25% en las cuotas por el servicio de recogida de basuras para actividades de hospedaje y hostelería, tratando de paliar así los tres meses que se han mantenido sin actividad durante el estado de alarma; al tiempo que se bonificará el 75% de la cuota por el uso de la Caja Blanca”.

 

“Málaga va a mantener los beneficios fiscales que se aplican en los distintos tributos y que persiguen proteger a los colectivos más vulnerables, además de contribuir a la reactivación económica y fomentar la sostenibilidad medioambiental”, ha incidido, apuntando que “estas bonificaciones y exenciones permiten dejar unos 20 millones de euros al año en el bolsillo de los malagueños”.

 

“Mientras que el Gobierno de PSOE y Podemos desoye a Europa y aboga por subir impuestos, Málaga es la quinta de las grandes capitales de España que menos ingresos tributarios recibe por habitante, disponiendo, por ejemplo, de los IBI más bajos de las grandes capitales españolas”, ha reivindicado Conde, quien ha señalado además las nuevas bonificaciones para vehículos poco contaminantes, sumando los propulsados por hidrógeno a la lista que ya albergaba a eléctricos e híbridos.

 

El dirigente popular, que ha insistido en que desde el Consistorio venimos aplicando medidas fiscales extraordinarias desde marzo para ofrecer facilidades a familias, pymes y autónomos, ha recordado que, por el contrario, “el Gobierno ha intentado apropiarse de los ahorros municipales sin éxito, afortunadamente; al tiempo que desoye la petición remitida por el alcalde a finales de marzo para aplicar medidas con efecto retroactivo para los devengos aplicados desde el 1 de enero y que podrían afectar a tributos como la tasa de basuras o el Impuesto sobre Actividades Económicas”, ha lamentado.

 

“La política fiscal hay que afrontarla objetivamente en su conjunto para poder obtener una comparativa realista, siendo la apuesta del PP en la capital, desde hace 16 años, la de una moderación fiscal que nos sitúa muy por debajo de otras grandes ciudades de nuestro país”, ha concluido Conde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.