Oña: “El verdadero problema de las escuelas de hostelería es la falta de voluntad política”


La parlamentaria andaluza por el Partido Popular de Málaga Esperanza Oña ha asegurado hoy que el problema que sufren las escuelas de hostelería de la provincia “es la falta de voluntad política” por parte de la Junta de Andalucía, que “hace tiempo que decidió prescindir de ellas y por eso las asfixia presupuestariamente”.

 

En este sentido, ha destacado que “tenemos razones para dudar de las intenciones del Gobierno andaluz, cuando de primera hora el CioMijas se queda fuera del decreto-ley que permitirá integrar en el SAE a estos consorcios”, hecho que, según ha señalado, “nos ha sorprendido enormemente, pues este centro ha sido excluido sin disimulo, lo que supone un agravio comparativo con el resto”.

 

En este sentido, Oña ha considerado que la aprobación hoy por parte del Consejo de Gobierno andaluz para la integración de la red de consorcios escuela de formación en la Consejería de Empleo – proveniente de la Consejería de Educación – “podría ser más un trámite administrativo que una solución y dudo que esta integración vaya a revertir a corto plazo la situación de inactividad y de impago a trabajadores que viven desde hace más de tres años todos estos centros”, ha criticado.

 

Al respecto, ha recordado que no es la primera vez que la Junta “vende a bombo y platillo” un cambio administrativo similar como solución para esta red de consorcios y escuelas. De hecho, ya en la anterior legislatura, el entonces consejero de Educación, Luciano Alonso, apostó por trasladar la gestión de estos centros al ISE, la agencia pública de esta Consejería. “Está claro que de nada sirvió, salvo para generar más incertidumbre y dejar a las escuelas de hostelería en un limbo administrativo”, ha apuntado.

 

“La Junta de Andalucía se enmaraña en su propio embrollo burocrático, con el que intenta justificar sus impagos, pero no es más que otra mentira del Ejecutivo de Susana Díaz, que no cree en auténticas instituciones de referencia como son La Cónsula, La Fonda y el CioMijas”, ha denunciado la dirigente popular, quien ha insistido en el agravio comparativo que supone dejar fuera de esta modificación a este último centro.

 

“¿Qué más da en qué consejería se encuentren los consorcios y escuelas de formación? Lo que hace falta es que la Junta pague las nóminas, garantice los suministros y afronte el normal funcionamiento de estos centros para que pueda seguir aportando excelencia, que es lo que hacían hasta que el Gobierno andaluz les dio la espalda”, ha argumentado Oña.

 

“Comienza un nuevo curso y a la incertidumbre y la imposibilidad de empezar las clases que hemos vivido ya otros años, se suma el hecho de que aún siguen pendientes los pagos de nóminas, de cotizaciones a la Seguridad Social y de otros tantos servicios y prestaciones ligados al normal funcionamiento de estos centros”, ha añadido la diputada autonómica, quien ha apostillado que, no obstante, “el PP dará un margen de confianza a la medida hasta finales de septiembre antes realizar otra valoración”, ha concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.