NNGG pide a la Junta que garantice la financiación de las ayudas universitarias


El vicesecretario de Educación de Nuevas Generaciones de Andalucía, Enrique Rodríguez, ha pedido hoy a la Junta de Andalucía que garantice lo antes posible la vía de financiación de las nuevas bonificaciones universitarias anunciadas recientemente por Susana Díaz, ya que “pese a que consideramos que es una buena medida, no nos salen las cuentas”.

 

En concreto, Rodríguez ha advertido de que los cálculos iniciales de la Junta de que esta medida beneficiaría a 30.000 alumnos andaluces “nos parece una mala estimación, ya que sería suponer que sólo el 15 por ciento del alumnado universitario aprueba asignaturas”. Así lo ha expresado en una rueda de prensa frente a la Biblioteca General de la Universidad de Málaga, acompañado de la vicesecretaria de Nuevas Generaciones de Málaga capital, Loli Caetano, y otros dirigentes de la formación juvenil.

 

No obstante, Rodríguez ha reconocido que junto a la vía de financiación “es necesario conocer otros muchos aspectos de la bonificación anunciada”, tales como si va dirigida a aquellos alumnos que aprueben todas las asignaturas o si el Gobierno andaluz va a financiar un crédito de estudio por cada crédito aprobado por el alumno.

 

“Se han dicho en los últimos días ambas cosas, y aunque nos parece bien que se bonifiquen las matrículas universitarias, es urgente que se concrete cómo se va a articular, porque se están generando muchas expectativas e incertidumbre”, ha expuesto el dirigente de Nuevas Generaciones, que ha pedido en este sentido la comparecencia en el Parlamento del consejero de Educación, Antonio Ramírez de Arellano.

 

“Queremos que el consejero explique con detalle en qué va a consistir esta medida, ya que lo que no nos gustaría es que terminara siendo un nuevo ejercicio de marketing político a los que tanto recurre Susana Díaz cada vez que tiene un traspié en sus ambiciones personales”, ha apuntado Rodríguez, que ha puesto como ejemplo el escaso impacto que han tenido las ayudas para la obtención del B1 de inglés.

 

Rodríguez también ha pedido que se analicen qué criterios se van a seguir, en el caso de que la medida se articule si se aprueban todas las asignaturas, en aquellas carrearas en las que hay una mayor dificultad para lograr este requisito, de tal forma que no se genere un trato desigual en función de la carrera que se estudia; así como que se articule un programa regional de ayudas al estudio que cubra otros gastos que no sean la matrícula.

 

“Además, es necesario que la Junta coordine esta iniciativa con las becas ya existentes para que ningún alumno beneficiario de esta nueva medida desista de solicitar las becas del Ministerio y así Andalucía no pierda estos fondos estatales”, ha apuntado.

 

Un estudio económico y financiero serio

 

Una vez detallados los requisitos y en qué van a consistir estas bonificaciones universitarias, Rodríguez ha insistido en la importancia de que todo ello venga acompañado de “un estudio económico y financiero serio”.

 

“Las universidades públicas andaluzas cuentan con algo más de 200.000 alumnos que se matriculan de media en 58 créditos por año y con una tasa de crédito aprobado superior al 76 por ciento, por lo que los 30 millones de euros anunciados tendrían que duplicarse e incluso triplicarse para que esta ayuda fuera realmente efectiva”, ha detallado Rodríguez.

 

“Nos parece bien que la medida tenga que ir acompañada de una mayor dotación presupuestaria, pero que se garantice antes de llevarla a cabo, porque desde Nuevas Generaciones nos preocupa que todo esto al final vaya a tener que ser asumido por las universidades, a las que la Junta le adeuda 228 millones de euros”, ha expuesto el dirigente popular, que ha instado al Gobierno andaluz “a no incurrir nuevamente en la improvisación y en anunciar cosas que luego no se vayan a cumplir”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.