NNGG critica que la Junta dejará sin ejecutar casi el 50% de los fondos para las ayudas al B1


 

El vicesecretario de Educación de Nuevas Generaciones de Andalucía, Enrique Rodríguez, ha criticado hoy que la Junta de Andalucía “dejará sin ejecutar casi el 50% de los fondos previstos para el decreto de ayudas al B1 para jóvenes universitarios dentro del curso 2014-2015, cuya partida ascendía a tres millones de euros”, denunciando que, pese a los cambios introducidos de cara a la nueva convocatoria, “ésta continúa siendo restrictiva y dotada de pocos fondos”.

 

En este sentido, Rodríguez ha señalado que “la falta de planificación del Gobierno andaluz ha provocado que la convocatoria del curso pasado haya sido un auténtico fracaso, en la que sólo 5.100 de los 10.000 potenciales beneficiarios previstos pudieron solicitarla, los cuales ni siquiera saben aún si la tienen concedida o no al no haberse publicado todavía la resolución”, ha explicado.

 

Asimismo, ha indicado que “se trata de una convocatoria gafada, cuyo decreto ya fue modificado el pasado 16 de julio, ampliando la fecha hasta el 15 de octubre en vista de que los criterios tan duros había generado muy pocos solicitantes”.

 

De este modo, ha proseguido que, “aunque valoramos que la Junta empiece a reconocer sus errores con las nuevas modificaciones realizadas en el consejo de gobierno de 19 de enero, consideramos que los cambios anunciados son insuficientes y entendemos que los criterios siguen siendo excesivamente restrictivos, al limitar la concesión a los becarios del Ministerio, sin atender las peticiones de los colectivos estudiantiles para que el único criterio a tener en cuenta sea el nivel de renta”.

 

Al respecto, el representante de la formación juvenil ha tachado de “incoherente” que desde la Administración autonómica se queden fuera los alumnos que reciben ayudas de la propia Junta o de las universidades, que en muchos casos reciben subvenciones de carácter social o de emergencia, ha manifestado.

 

Rodríguez, ha insistido en solicitar al Gobierno andaluz “mayor seriedad y mayor planificación en la programación de los programas de becas para no crear falsas expectativas”, punto en el que ha lamentado que “el marketing político al que nos tiene acostumbrados Susana Díaz debe tener un sustento técnico que posibilite que las convocatorias sean efectivas y viables”.

 

Por ello, ha pedido que “se modifiquen las bases reguladoras para ampliar la concesión de estas ayudas atendiendo exclusivamente a criterios de renta, al tiempo que debería suprimirse el criterio excluyente por no tener concedida la beca del Ministerio de Educación, así como añadir como beneficiarios a aquellos jóvenes que habiendo obtenido el título universitario carezcan de esta acreditación y estén desempleados”, ha expuesto.

 

Por último, ha exigido a la Junta que “amplíe la cuantía presupuestaria destinada a este programa de ayudas, de modo que pueda llegar al 96% del alumnado, más allá del 4% del total de estudiantes o del 14,1% de los beneficiarios de las becas del Ministerio”, ha concluido.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.