Málaga roza las 30.000 firmas contra el impuesto de sucesiones en apenas 40 días


 

El vicesecretario de Coordinación Política del PP andaluz, Toni Martín, ha informado hoy de que la campaña andaluza contra el impuesto de sucesiones y donaciones, puesta en marcha hace poco más de un mes, ya ha alcanzado casi 30.000 firmas en la provincia de Málaga, “las cuales reflejan el clamor ciudadano para derogar un impuesto injusto que al final se convierte en confiscatorio y que provoca que los andaluces paguen más que el resto de los españoles”, ha destacado.

 

En este sentido, Martín ha señalado junto al vicesecretario general del PP de Málaga, Manuel Marmolejo, que “en toda la región se han superado ya las 185.000 rúbricas, lo que nos sitúa a un paso de conseguir las 200.000 que el PP andaluz se marcó como objetivo para obligar a Susana Díaz a abandonar su postura de soberbia y suprimir este impuesto injusto”.

 

De este modo, ha recalcado que “sólo el Partido Popular defiende la eliminación de esta tasa”, alegando que “el Parlamento andaluz ha rechazado recientemente hasta en cuatro ocasiones las propuestas de nuestro grupo para derogarlo, con el voto contrario del PSOE y de su socio de gobierno, Ciudadanos, la última vez hace apenas quince días”, ha apostillado.

 

En esta línea, ha indicado que “mientras que los dirigentes, afiliados y simpatizantes del PP estábamos en la calle recogiendo firmas, otros se han pasado este mes en los despachos haciendo cábalas para ver si eran capaces de moverle la silla a su secretario general y en debates que tenían más que ver con la política nacional que con los problemas concretos de los andaluces y los malagueños”, ha manifestado.

 

El vicesecretario de Coordinación Política también ha mostrado su sorpresa ante “el argumento de Susana Díaz de que se trata de un impuesto de ricos”, punto en el que ha lamentado que “es una realidad que muchas familias no pueden heredar el negocio o la vivienda que sus padres han levantado o pagado durante décadas por la brutalidad fiscal que supone este impuesto, que al final se convierte en confiscatorio”, ha reiterado.

 

Martín ha recordado entonces que “unas 8.000 personas se censan cada año en otras comunidades autónomas para poder heredar”, poniendo el foco en que “se trata de andaluces que para evitar ese impuesto dejan de tributar aquí, mientras que sí utilizan nuestros servicios, que al final acabamos pagando los demás”, ha criticado.

 

Asimismo, ha proseguido, “más de 6.000 andaluces renuncian cada año a su herencia por no poder asumir este impuesto, de los que un millar de familias son malagueñas”, ha expuesto.

 

Martín, que ha anunciado que el PP “se plantea la posibilidad de ampliar la campaña para que ningún andaluz se quede sin la posibilidad de mostrar su desacuerdo con el impuesto de sucesiones y donaciones”, ha advertido de que “no vamos a contentarnos con medidas de maquillaje, es decir, con el planteamiento que ya ha mostrado Susana Díaz de reducir su pago a un grupo de ciudadanos”.

 

“Pedimos su eliminación total”, ha destacado, punto en el que indicado que “esperamos que tomen esta medida ante el ‘tsunami’ que está suponiendo esta campaña de recogida de firmas”, ha concluido.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.