La Junta oferta plazas públicas en residencias sólo para el 0,7% de la población mayor de 65


La portavoz del PP en el Parlamento andaluz, Carmen Crespo, ha alertado hoy de la situación de déficit que sufre la provincia de Málaga respecto al número de plazas en residencias para mayores, hasta el punto de que la oferta pública del Gobierno andaluz en este sentido sólo alcanza al 0,7 por ciento de la población mayor de 65 años.

 

“La Junta nos suele pintar una Andalucía maravillosa pero que realmente encierra muchas carencias, y aquí en Málaga el déficit de plazas en residencias para mayores la sitúa por debajo de la media andaluza y española”, ha advertido la dirigente popular tras visitar la residencia de mayores Isdabe en el municipio de Estepona junto a las parlamentarias andaluzas Esperanza Oña y Mariví Romero.

 

“No podemos consentir que haya recursos asistenciales por debajo de lo que requiere la población y que después, además, muchos de esos recursos ni siquiera estén adaptados”, ha apuntado la portavoz de los populares andaluces, que ha añadido que gracias a las plazas privadas aumenta la cobertura hasta un tres por ciento.

 

Ante estas circunstancias, Crespo ha anunciado que se va a solicitar una comparecencia de la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, para que aborde la situación de la cobertura pública de residencias para mayores, y “específicamente el estado en el que se encuentra Málaga en este ámbito”.

 

“Es urgente que se aborde este asunto porque vamos conociendo carencias que tienen algunas residencias como la de Isdabe y, a pesar de que hay presupuesto asignado para mejorar estos recursos, no llegan a ejecutarse”, ha precisado la dirigente popular.

 

Por otra parte, Crespo considera que es necesario que se aborde lo antes posible una “serie de irregularidades detectadas por la Cámara de Cuentas, relativas a las contrataciones en residencias, que se hacen por convenio y no mediante una contratación pública garantista; y el vacío legal existente respecto a las ayudas que reciben algunos mayores para financiar su estancia en estas residencias”.

 

Por su parte, Oña precisado que de las 7.500 plazas en residencias de mayores con las que cuenta la provincia, 1.900 son públicas y el resto son privadas, por lo que “no sólo hay un déficit cuantitativo, sino que fuera del 0,7 por ciento de cobertura de plazas públicas, las restantes deben ser costeadas por los usuarios, lo que genera una discriminación económica”.

 

“Con esta situación, no se entiende que una residencia como la de Isdabe, gestionada por la Junta, tenga casi la mitad de sus más de 230 plazas sin cubrir. Algo se está haciendo mal, porque parece que no hay mucho interés en que se cubran estas plazas”, ha apuntado la parlamentaria andaluza.

 

Asimismo, Oña ha hecho referencia a otras carencias que sufre este centro, como el hecho de que ninguno de los baños, algunos de ellos recientemente reformados, están adaptados para personas con discapacidad; o que nunca han tenido terapia ocupacional, “salvo la que ha sido sufragada por el propio Ayuntamiento o porque alguno de los usuarios ha mostrado su voluntad de organizar algo a nivel particular”.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.