La Junta obliga a letrados de mediación laboral a ver cada caso en tan sólo diez minutos


El vicesecretario de Política Económica, Institucional y Sectores Productivos del PP de Málaga, Carlos Conde, ha acusado hoy a la Junta de Andalucía de obligar a letrados de mediación laboral a ver cada caso en un tiempo máximo de diez minutos, lo que ha convertido este servicio, en caso de conflicto laboral, en un mero trámite administrativo.

“Cualquier conflicto laboral debe pasar previamente por el Centro de Mediación, Arbitraje y Conciliación antes de que se acuda a juicio, lo que supone no sólo una medida para rebajar la carga judicial en este ámbito, sino también una garantía para el trabajador; pero esta garantía en Málaga se ha convertido en algo anecdótico”, ha apuntado el dirigente popular.

En este sentido, Conde ha insistido en que los letrados del Centro de Mediación de Málaga cuentan con diez minutos para atender cada caso. “Diez minutos para el llamamiento de las partes, analizar legalmente la situación e intentar llegar a una conciliación, a pesar de que en muchos casos la tensión entre las partes es notable”, ha enumerado el vicesecretario popular.

Ante esta situación, la mediación en caso de conflicto laboral “se ha convertido en un trámite para poder ir a juicio, vulnerando por completo el sentido de este servicio, cuya naturaleza va encaminada a proteger a los trabajadores”. “La Junta ha hecho casi imposible que se pueda llegar a una conciliación en cualquier conflicto laboral”, ha lamentado, añadiendo que esta falta de recursos “desprotege claramente a los trabajadores”.

Asimismo, Conde considera que este asunto “es aún más grave si se tiene en cuenta que Málaga es de las provincias peor paradas en este sentido, ya que otras como Sevilla cuentan con más recursos”. En concreto, el Centro de Mediación de Sevilla cuenta con ocho letrados, lo que hace que haya un tiempo mucho mayor para atender cada caso, “y eso a pesar de que el volumen de tramitaciones es muy similar entre ambas provincias”.

De hecho, en 2016 hubo 13.127 mediaciones en Sevilla, frente a las 10.179 que se atendieron en Málaga; y en 2017, hasta septiembre, Málaga supera, con 8.914 mediaciones, las 8.635 de Sevilla, lo que supone un incremento del dieciséis por ciento respecto al mismo periodo del año anterior. “Es sorprendente que la Junta de Andalucía destine sólo tres letrados a Málaga y sin embargo designe ocho para Sevilla o cuatro para Cádiz, ésta última con mucho menor volumen de conciliación”, ha comparado el dirigente popular.

Por último, Conde ha querido mostrar su apoyo al jefe del departamento del Centro de Mediación, Arbitraje y Conciliación de Málaga, y a los tres letrados que lo conforman, ante la intención del Gobierno andaluz de habilitar las tardes para que pueda haber actos de conciliación.

“Al adoptarse esta medida sin ningún tipo de refuerzo, lo único que se está haciendo es perjudicar la labor que estos letrados prestan, así como vulnerar su situación laboral y exponerlos a situaciones comprometidas que pueden darse ante la falta de personal administrativo o de seguridad por las tardes, en el caso de que el conflicto entre las partes se tense más de lo normal”, ha argumentado Conde.

Por todo ello, ha exigido al Gobierno andaluz que refuerce el servicio de mediación en Málaga “para que deje de ser un trámite administrativo y se le devuelva su naturaleza de garante, sobre todo de cara al trabajador”.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.