El PP reivindica el papel de los ayuntamientos para garantizar un urbanismo sostenible y ágil


Málaga, 18 de julio de 2020.- La vicesecretaria de Acción Sectorial del PP de Málaga y diputada nacional, Carolina España, ha reivindicado hoy “el papel de los ayuntamientos para dibujar los planes territoriales y urbanísticos de cada municipio”, destacando que “la administración local es la que mejor conoce las características y necesidades de cada territorio para favorecer su desarrollo”.

 

Así lo ha expuesto España tras reunirse con alcaldes y concejales populares de Urbanismo en la provincia, marco en el que ha puesto en valor que “la nueva ley de suelo andaluza, además de rescatar a los municipios de una insufrible maraña administrativa, otorga a los ayuntamientos el protagonismo y la autonomía que merecen, garantizando un urbanismo sostenible y ágil, además de fomentar la participación ciudadana para hacer ciudad dentro de los límites fijados por la ordenación territorial”.

 

De este modo, la dirigente popular ha incidido en que la Ley de Impulso para la Sostenibilidad del Territorio de Andalucía (LISTA) “unifica criterios con el único objetivo de mejorar la calidad de vida de los vecinos y acercarnos al modelo urbanístico que Europa defiende desde hace años”, señalando que la norma “está inspirada en el principio de sostenibilidad en materia ambiental, social y económica, promoviendo soluciones de eficiencia energética y el uso de energías renovables”, ha subrayado.

 

España ha recordado que “dos de cada tres municipios andaluces están tramitando actualmente su plan urbanístico, un proceso cuya demora media se dilata nueve años”, criticando que “la realidad es que la anterior Junta socialista abandonó la regulación de las zonas rurales durante décadas, evitando así cualquier posibilidad de crecimiento a nivel urbanístico y económico mediante la creación de espacios productivos y turísticos”.

 

No obstante, ha explicado que “esta nueva normativa tiene muchas más limitaciones al crecimiento urbanístico que la LOUA, de manera que los nuevos proyectos de urbanización deberán ser colindantes al suelo urbano de los núcleos de población e integrarse en la malla urbana”, ha manifestado, subrayando que, “añade el recorte de plazos y la responsabilidad compartida con los ayuntamientos como grandes ventajas”.

 

Sobre la situación de las 50.000 viviendas irregulares que contabiliza la provincia de Málaga “tras décadas en las que el PSOE miró hacia otro lado y permitió estas construcciones”, la vicesecretaria popular ha señalado que “serán consideradas de manera individual y también colectiva mediante planes especiales de adecuación ambiental y territorial, si bien, cuando proceda, se buscará su incorporación al modelo de ciudad existente mediante instrumentos de ordenación general, lo que permitirá a estos inmuebles pagar sus servicios igual que el resto”, ha explicado.

 

“Nos encontramos con municipios que llevan diez y quince años tramitando sus PGOU y que ahora podrán elegir entre seguir el procedimiento en curso o reiniciarlo con una mayor garantía de agilidad y de adaptación a las circunstancias ambientales, de sostenibilidad, sociales y económicas que presentan ahora los territorios”, ha advertido, apuntando que “nuestros pueblos y ciudades crecerán ahora de forma sostenible y de mano de quienes mejor los conocen: los ayuntamientos”, ha concluido España. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.