El PP insta a la Junta a permitir que Málaga ‘rescate’ las tecnocasas por 2,5 millones


 

La parlamentaria andaluza por el PP de Málaga Mariví Romero ha criticado hoy “la dejadez, la desfachatez y la desidia de la Junta de Andalucía con la provincia de Málaga”, destacando como ejemplo “el plan fallido de las tecnocasas, que evidencia el desgobierno andaluz con esta ciudad”.

Así lo ha expuesto junto al concejal de Urbanismo en el Ayuntamiento de la capital, Francisco Pomares, instando al Gobierno andaluz a que “permita a los malagueños ‘rescatar’ este proyecto para rehabilitar una parte sensible del centro histórico por 2,5 millones de euros, tras aceptar la Administración andaluza la propuesta del Consistorio ante su incapacidad para gestionar dicho plan”, ha explicado.

De este modo, ha anunciado que “mañana preguntaré al consejero de Fomento y Vivienda por qué la Administración andaluza no da luz verde a este acuerdo alcanzado en diciembre de 2016 con el Ayuntamiento”, advirtiendo de que “las reuniones técnicas han finalizado y el acuerdo está cerrado, pero desconocemos por qué la Junta no termina de formalizar este rescate de la ciudad de Málaga”.

La diputada autonómica, que ha calificado este rescate como “un hecho inaudito y que no ocurre en otras provincias”, ha reprochado al Gobierno andaluz su “inacción”, recordando que “fue la propia Junta quién instó al Consistorio a actuar en Palma-Palmilla mientras ellos recuperaban el entorno de Lagunillas y los arrabales del centro histórico”, apuntando que “hablamos de una zona que dista pocos minutos a pie de calle Larios, pero que está sin dinamizar por culpa de esta iniciativa fallida de la Junta”, ha incidido.

“Actuar en este entorno es fundamental para dinamizar una zona importante del centro histórico en los entornos de las calles Madre de Dios, Ollerías y Victoria y también de calle Gigantes, donde se ubica la casa natal de Cánovas del Castillo, imposible de recuperar porque está afectada por el convenio”, ha puntualizado Romero, indicando que “el barrio debe recuperar su origen y dotar de vivienda asequible el mercado”, por lo que ha instado al Gobierno de Susana Díaz a “permitir este rescate sin más demora por el bien de la ciudad”.

Cronología de un proyecto fallido

El concejal de Urbanismo en el Consistorio malagueño, Francisco Pomares, ha puesto de manifiesto que “la Junta planteó en 2003 este plan de rehabilitación que contemplaba la construcción de 600 viviendas protegidas y una inversión de 100 millones de euros, si bien diez años después acumulaba una deuda de más de diez millones de euros en expropiaciones impagadas, más de 80 solares abandonados y casas cerradas, después de haber echado a vecinos de sus casas”, ha lamentado.

Tras este “despropósito”, ha continuado, “en 2014 abandonaron el plan y el Ayuntamiento se puso a trabajar convencido de que esta zona no podía permanecer abandonada por la inacción de la Junta por lo que, dos años después, conseguimos un acuerdo que suponía el rescate de dicho proyecto, de manera que el Consistorio abonaría 2,5 millones de euros, se quedaría con la mitad de las parcelas y construiría 136 viviendas, además de recuperar el viario y el espacio público”, ha especificado.

“La ciudad salió al rescate de este plan fracasado de la Administración andaluza y alcanzamos un acuerdo en diciembre de 2016, cuando empezaron a redactar un convenio, pero no entendemos por qué casi dos años después aún no tenemos noticias de la Junta”, ha criticado, alegando que “entendemos que pueda haber trámites administrativos y jurídicos, pero poca explicación se debe tener para tanta dilación”, ha manifestado.

“Quiero pensar que no hay una mano culta que intenta frenar el avance de la ciudad y que estos vecinos recuperen la dignidad que la Junta les robó en 2003”, ha concluido Pomares.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.