El PP exige una solución inmediata para las viviendas irregulares ante el caos de la Junta


 

El presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, ha exigido hoy a la Junta de Andalucía que “ofrezca una solución inmediata a la situación de irregularidad que sufren más de 50.000 viviendas en la provincia de Málaga ante el caos normativo del Gobierno andaluz en materia urbanística”, advirtiendo al Gobierno andaluz de que “es un problema que hay que solventar ya”.

Así lo ha expuesto Moreno durante su visita a la zona de La Alberquilla, en Mijas, donde se ha reunido con vecinos afectados junto a la secretaria general de la formación provincial, Patricia Navarro, y el presidente del PP en Mijas, Ángel Nozal, destacando que “sólo en este municipio hay 4.000 familias afectadas por la nefasta gestión urbanística del PSOE en Andalucía”, si bien ha recordado que “es un problema que afecta a otros muchos puntos del conjunto andaluz”.

“Tenemos un problema evidente y no podemos ni mirar para otro lado ni cerrar los ojos”, ha subrayado, alegando que “desde el Grupo Popular en el Parlamento andaluz, donde seguiremos dando la batalla al respecto, hemos presentado la Ley de Segunda Oportunidad, que se ha hecho a instancias del Partido Popular pero que no ha resuelto del todo el problema”, ha manifestado.

De este modo, el líder de los populares andaluces ha afirmado que “hablamos de segunda oportunidad porque nos referimos a familias que han obrado de manera humilde, sacrificada y transparente, sin querer vulnerar la legalidad y que, por tanto, se merecen la oportunidad de regularizar sus viviendas”, ha mantenido, apuntando que “eso hay que hacerlo con sensatez, con equilibrio y con acuerdo”.

En este punto, Moreno ha reivindicado que “desde el Partido Popular rechazamos que haya viviendas que se queden fuera de esa posibilidad de regularizar su situación, tal y como se ha hecho en otras comunidades autónomas”, reclamando a la Administración andaluza que “haga una excepción con todos aquellos inmuebles que se iban a regularizar a raíz de la última modificación de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA)”, cuyo proceso quedó en suspenso después de que el TSJA paralizara el Plan de Ordenación del Territorio (POT) de la Costa del Sol.

“Tenemos un problema evidente que perjudica a miles de malagueños y andaluces, y me comprometo a que, si soy presidente de la Junta de Andalucía, aplicaré una modificación legal para que estos vecinos puedan dormir tranquilos con sus viviendas legalizadas, ya que muchos de ellos no pueden acceder ni siquiera a servicios como la electricidad y el agua, pese a pagar sus impuestos”, ha concluido.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.