El PP exige a la Junta la apertura ya de los restaurantes de La Cónsula y La Fonda


La portavoz de Empleo del PP en el Parlamento andaluz, Teresa Ruiz-Sillero, ha exigido hoy a la Junta de Andalucía la apertura de los restaurantes de las escuelas de hostelería de La Cónsula y la Fonda, con el objetivo de recuperar la excelencia en la formación tras la parálisis por parte del Gobierno andaluz de las políticas activas de empleo.

 

“Con los restaurantes cerrados se está dando una formación incompleta”, ha sostenido la dirigente popular, que ha ofrecido hoy una rueda de prensa en La Cónsula acompañada por la también parlamentaria andaluza Esperanza Oña, por el portavoz de Pymes y Autónomos del PP en la Cámara andaluza, Miguel Ángel Torrico, y el vicesecretario de Política Económica, Institucional y Sectores Productivos del PP de Málaga, Carlos Conde.

 

En este sentido, Ruiz-Sillero ha recordado que este segmento de formación, ligado especialmente a la industria turística, “es muy importante para la provincia de Málaga”. “Estamos ante una consecuencia más de los recortes y la falta de ejecución presupuestaria de la Junta de Andalucía en materia de formación para el empleo”, ha lamentado.

 

“Lo que pedimos a los responsables tanto de Empleo como de Turismo es que solucionen rápidamente el cierre de los restaurantes, con el objetivo de que se abran lo antes posible y para que los alumnos puedan hacer prácticas como parte de la formación”, ha planteado la diputada autonómica, que ha apuntado que uno de los motivos de esta situación es la falta de ejecución presupuestaria en materia de formación para el empleo.

 

“Se ha dejado de ejecutar un 92 por ciento de los 232 millones que el Gobierno andaluz tendría que haber invertido en formación para el empleo durante 2017”, ha criticado la portavoz de Empleo de los populares en la Cámara andaluza.

 

Por su parte, Oña ha incidido en el problema que supone para la formación de los alumnos de La Cónsula y La Fonda el hecho de que los restaurantes estén cerrados. “¿Qué hacen los alumnos con los alimentos que preparan? ¿Cómo gestionan su atención a la clientela? ¿Cómo sincronizan las peticiones de los clientes?”, ha planteado la parlamentaria popular.

 

Prácticas de verdad

 

“La Cónsula siempre ha sido un referente y nos sentimos orgullos de que grandes cocineros se haya formado aquí, pero pocos saldrán ahora con este tipo de formación”, ha argumentado Oña, que ha subrayado que “los alumnos deben recibir prácticas de verdad, en el mejor entorno posible para poder ser profesionales excelentes” y no “la chapuza” que se produce al tener los restaurante cerrados.

 

Precisamente, esta petición ha sido registrada en forma de Proposición No de Ley en el Parlamento andaluz para que sea debatida próximamente y en la que se apuntan a otras carencias y problemas de estas escuelas de hostelería como los retrasos en los pagos a los profesores y a los proveedores, o la necesidad de que se normalice el funcionamiento de los centros, evitando los retrasos en el inicio del curso.

 

Por su parte, Torrico ha apuntado que la situación por la que pasan ambas escuelas de hostelería “no son hechos aislados” y se están produciendo “situaciones muy graves como consecuencia de la dejación  de la Junta de Andalucía de las políticas activas de empleo”.

 

“Se optó por tapar la corrupción, lo que implicó dejar de gestionar, y los más de 900.000 parados andaluces son los grandes perjudicados”, ha señalado el diputado autonómico.

 

Por último, Conde ha recordado que desde el Ayuntamiento “hemos defendido a capa y espada el mantenimiento de la excelencia de estos centros, como parte fundamental de la industria turística”. “Por desgracia, la gestión de la Junta es la que es, y siguen sin cumplir en un tema que es fundamental tanto para el empleo como para el turismo”, ha concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.