El PP exige a la Junta acabar con la subasta de medicamentos por ser “una chapuza”


El senador y coordinador de política sanitaria del PP andaluz, Jesús Aguirre, ha exigido hoy a la Junta de Andalucía que acabe con la subasta de medicamentos al tratarse de “una chapuza sanitaria” motivada por la confrontación política y que “está teniendo como víctimas a los pacientes andaluces, en clara desigualdad respecto a los pacientes del resto de comunidades autónomas”.

 

En concreto, de los 10.000 medicamentos recogidos en el Vademecum, debido a la subasta de medicamentos impuesta por la Junta de Andalucía en la comunidad sólo hay acceso a 400, de los cuáles un 56 por ciento tienen problemas de abastecimiento, ha precisado Aguirre, que ha mantenido hoy un encuentro con la presidenta de Afaran, Teresa Martín, y representantes del Foro Andaluz del Paciente, de la Asociación Lupus Málaga y Autoinmunes y de distribuidores de medicamentos, entre otros.

 

Por esta razón, Aguirre considera que el Ejecutivo andaluz debería dar marcha atrás en lo que ha supuesto “un fracaso y un agravio comparativo para los pacientes andaluces respecto al resto de pacientes españoles”. “En el resto de comunidades autónomas es el médico o el farmacéutico el que prescribe un medicamento, mientras que aquí es la Junta de Andalucía la que lo elige”, ha lamentado.

 

Se da la circunstancia de que el Gobierno andaluz acude en muchas ocasiones para la subasta de medicamentos a laboratorios que se encuentran en países en vías de desarrollo, lo que produce que surjan problemas de abastecimiento “que se solucionan cambiándole constantemente la prescripción al paciente”.

 

Esto tiene una especial incidencia, según ha explicado Aguirre, en los pacientes crónicos y polimedicados –un 80 por ciento del total— a los que se les genera confusión “al estar constantemente cambiándoles los medicamentos”. “Eso sólo pasa en Andalucía, porque en cualquier otra comunidad, si el médico prescribe un medicamento, el paciente siempre va a tener el mismo”, ha sostenido el dirigente popular.

 

Por todo ello, Aguirre ha insistido en la necesidad de que se acabe “con una subasta que ha sido implantada por criterios economicistas y no de salud, tal y como viene reclamando el PP tanto a nivel parlamentario como a través de los recursos presentado ante el Tribunal Constitucional”.

 

“Queremos que la distribución de medicamentos sea apartada de la confrontación política porque lo más importante es la salud de los pacientes, y no es justo que los andaluces estén en desigualdad respecto al resto de españoles por una política fracasada de la Junta de Andalucía”, ha concluido Aguirre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.