El PP denuncia el fracaso estrepitoso del Bono Joven tras acumular una deuda de 49 millones


 

La parlamentaria andaluza por el PP de Málaga Esperanza Oña ha denunciado hoy “el fracaso estrepitoso de las políticas de empleo anunciadas por la Junta de Andalucía”, criticando que se trata de “políticas de titulares que luego no se ejecutan, lastrando el futuro de nuestros jóvenes”.

 

Así lo ha destacado Oña junto al vicesecretario andaluz de Nuevas Generaciones Enrique Rodríguez y la responsable de la formación juvenil en Málaga capital, Dolores Caetano, lamentando la “opacidad y la falta de compromiso del Gobierno andaluz, que no hace más que crear falsas expectativas en los jóvenes y en los empresarios y pymes, que confían en la Administración andaluza para contratar y luego les deja tirados”, ha expuesto en alusión al Bono Joven.

 

Al respecto, ha informado de que “se puso en marcha en 2013 anunciando que iba a beneficiar a 3.125 jóvenes, pese a que únicamente alcanzó a 114 en toda Andalucía, de los que apenas seis eran de la provincia de Málaga”.

 

Asimismo, ha continuado, “hay 10.216 expedientes pendientes de resolución desde el año 2014 en la región, es decir, empresarios que han contratado pero que no han cobrado la subvención de 400 euros mensuales anunciada por la Junta, por lo que no repetirán la experiencia ante la falta de compromiso, lo que repercute negativamente en la creación de empleo joven en nuestra tierra”, ha explicado.

 

La parlamentaria andaluza ha señalado que “esta situación se traduce en una deuda acumulada con autónomos y pymes andaluzas de 49 millones de euros”, apuntando que “en Málaga tenemos 1.822 expedientes sin resolver, lo que supone un déficit de 9 millones de euros en concepto de Bono Joven”, ha reprochado.

 

Oña ha anunciado entonces que “desde el Partido Popular vamos a presentar una iniciativa al respecto en el Parlamento andaluz, mientras que desde el Ayuntamiento de Málaga defenderemos una moción para exigir al Gobierno de Susana Díaz que ejecute unas políticas más claras y eficaces en materia de empleo”, ha insistido.

 

Al respecto, ha indicado que “nuestro objetivo es que los autónomos reciban el dinero que se les adeuda, que se establezcan medidas eficaces para la creación de empleo y que esto redunde en un mejor futuro para nuestros jóvenes”, ha apostilado.

 

Andalucía, a la cola en empleo joven

 

La representante popular ha expuesto que “el paro joven ha descendido un 22,5% en Málaga en los últimos tres años, mientras que en España ha caído un 28,6%, por lo que estamos seis puntos por debajo de la media nacional”, ha lamentado, apuntando que “si tuviésemos el mismo nivel de crecimiento que el resto de España, en Andalucía habría 10.000 jóvenes más trabajando, 1.200 más en la provincia”.

 

Además, ha señalado que “en otras comunidades sí funcionan las políticas en materia de Juventud”, alegando que “el desempleo juvenil ha bajado en Galicia un 43% -21 puntos más que en Andalucía-, al tiempo que en Castilla León o Madrid descendía un 34% -doce puntos más-“, punto en el que ha recordado que “uno de cada cuatro parados jóvenes es andaluz”.

 

Oña ha denunciado que “la falta de ejecución presupuestaria en materia de Empleo alcanza el 75%, restando oportunidades a todos en general y a los jóvenes en particular”, incidiendo en que “Andalucía acumula cinco años sin cursos de formación, al tiempo que tampoco se actúa contra la alta tasa de abandono escolar”.

 

Crear un gran pacto tras evaluar los fallos

 

Por su parte, el vicesecretario regional de Nuevas Generaciones Enrique Rodríguez ha exigido a la Junta “un análisis conjunto por parte de de todos los sectores de la sociedad para determinar qué ha fallado en todos y cada uno de los planes de empleo joven en Andalucía, con el objetivo de afrontar una reforma estructural que permita un gran pacto que dé oportunidades a los jóvenes y haga que Andalucía sea más productiva”, ha explicado.

 

Así, ha destacado que “desde NNGG reclamamos más incentivos a la contratación de jóvenes mediante ayudas estables que no dependan de convocatorias”, al tiempo que ha requerido “una administración más ágil y sin retraso en los pagos, y que se recupere el protagonismo de empresas y autónomos para la contratación de jóvenes”. Además, ha solicitado “una apuesta real para impulsar una FP orientada a la demanda de los sectores productivos y de la formación en idiomas, algo que no se puede abordar con el recorte de plazas en las escuelas de idiomas”, ha concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.