El PP critica que la Junta relega sin plazas al único centro especializado en niños sordos


La parlamentaria andaluza por el PP de Málaga, Esperanza Oña, ha criticado que el único centro especializado en atención temprana de niños con discapacidad auditiva de Málaga, gestionado por Aspansor, ha quedado relegado por la Junta y no ha concertado con ella ninguna plaza pública, lo que supone una merma en el tratamiento que reciben estos menores y pone en riesgo la continuidad de la propia asociación.

La parlamentaria popular, que ha mantenido una reunión con los responsables de la Asociación de Padres y Amigos de los Sordos de Málaga (Aspansor), ha explicado que esta entidad, que desde el año 2004 había venido conveniando con la Junta una media de 20 plazas como centro de atención temprana, en 2015 no pudo concurrir a esa convocatoria de subvenciones por los cambios introducidos por la Consejería de Salud. En concreto, la Junta exigió que las únicas entidades que podían optar al convenio marco de Atención Temprana eran sólo las consideradas generalistas, lo que dejaba fuera a Aspansor.

Sin embargo, según denuncia Oña, un año después la Junta ha vuelto a permitir que se convenien plazas públicas con entidades especializadas, por lo que Aspansor ha podido concursar de nuevo y en la baremación ha resultado seleccionada entre las cuatro primeras de un listado de diez. Aún así, el hecho de haber perdido un año en la prestación de este servicio ha perjudicado la actividad de este centro, el único de Málaga especializado en la atención de niños de entre 0 y 6 años con sordera.

Según Oña, “los bandazos burocráticos de la Junta en las sucesivas convocatorias han dejado relegada a esta asociación, y niños que podrían recibir una atención específica y especializada para su trastorno de desarrollo sin embargo se ven obligados a acudir a centros generalistas”. Así, la parlamentaria andaluza ha criticado que “cómo es posible que en el proceso administrativo se haya permitido licitar como centro específico, como ha hecho Aspansor, para luego no distinguirlos de los generalistas al no derivar los casos de niños con sordera a esta asociación”. “Es un caso más que demuestra la total falta de sensibilidad de los responsables de la Junta, que además evidencian no tener un criterio único y claro para esta clase de convenios”, ha afirmado Oña.

Más de 200 familias

Esperanza Oña ha mantenido un encuentro con los responsables de Aspansor, entidad que atiende en Málaga a una media de 200 familias cada año con hijos menores que sufren alguna discapacidad auditiva. A ellos les ha trasladado que buscará el compromiso de la Consejería de Salud para que convenie de nuevo plazas públicas de atención temprana a menores hasta los 6 años de edad.

“Si es el único centro de estas características que puede ofrecer una atención tan específica para un trastorno tan concreto, lo lógico es que desde la Junta se propiciara que pudieran asistir al mayor número posible de menores en esta situación, pero no es así como lo han entendido los responsables de la Administración andaluza”, ha afirmado Oña, que se ha mostrado confiada en que el cambio de criterio en la Consejería permita que Aspansor pueda desarrollar su actividad “como lo ha venido haciendo en la última década”, ha dicho.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.