Bendodo se compromete a mediar con el Ministerio para que se amplíe la suelta del depredador de la avispilla del castaño


El presidente del Partido Popular de Málaga, Elías Bendodo, se ha comprometido hoy en una reunión con representantes del sector de la castaña del Valle del Genal a mediar con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para que se amplíe la suelta del depredador biológico de la avispilla del castaño si esta formación sigue al frente de la institución provincial para así poner fin a la plaga.

“Vamos a hacer todo lo que esté en nuestra mano para que la suelta experimental de este depredador, que ya se ha hecho en Ojén, se amplíe a la zona del Valle del Genal y de Yunquera para así acabar con un problema que está poniendo en riesgo la subsistencia de cientos de familias”, ha señalado el presidente de los populares malagueños durante el encuentro mantenido al efecto en Igualeja también junto a alcaldes y responsables públicos de la Serranía de Ronda.

No obstante, Bendodo ha advertido de que  es necesaria la implicación de la Junta de Andalucía. “El Gobierno central lo único que hace es autorizar la entrada de una especie proveniente de otro país, como es el caso del citado depredador biológico, pero es necesario que haya un informe previo de impacto medioambiental por parte de la Comunidad Autónoma”, ha explicado.

“Parece que la Junta de Andalucía no quiere implicarse o no se ve capaz de concluir las consecuencias medioambientales de la suelta, por eso el compromiso que hoy adquiere el PP malagueño es el de mediar para que la solución biológica que proponemos y que ya se hace en Ojén se extienda al resto de zonas afectadas”, ha expuesto el dirigente popular.

Asimismo, ha indicado que este planteamiento no es una cuestión electoralista, sino las conclusiones que se extrajeron en la primera Mesa de la Castaña organizada por la Diputación de Málaga junto con sindicatos, alcaldes, agricultores y cooperativas.

Bendodo ha recordado que el PP lleva años defendiendo el uso del depredador biológico como solución a la plaga de la avispilla, “pero la Junta de Andalucía ha sido incapaz de actuar pese a que la Cámara andaluza llegó a aprobar también una PNL en este sentido a instancias del grupo popular”.

“Es mucho lo que está en juego”, ha recalcado Bendodo, que ha recordado que el Valle del Genal es la principal zona productora de Málaga y de Andalucía de castañas y que buena parte de sus habitantes se benefician de la economía que genera este fruto. Además, los castañares suponen el tercer cultivo en importancia en la Serranía de Ronda tras el olivar y los cereales.

“Estamos hablando de unas 4.000 hectáreas dedicadas al cultivo de la castaña y una producción anual que alcanza los cinco millones de kilos, por lo que a nadie escapa el impacto económico que esta actividad genera en la zona y el daño que podría hacer la extensión de la plaga de la avispilla”, ha apuntado Bendodo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.