Un total de 16.637 malagueños están a la espera de ser atendidos para una intervención quirúrgica


Escucha parte de la rueda de prensa

 

La portavoz de Sanidad del PP-A en el Parlamento de Andalucía, Ana Corredera, ha denunciado hoy que 16.637 malagueños, de un total de 90.522 andaluces, están a la espera de poder ser atendidos para recibir una intervención quirúrgica, una situación “alarmante” derivada del “desmantelamiento progresivo que PSOE e IU están haciendo de la sanidad pública andaluza”.

“Está habiendo recortes brutales que se ceban en los profesionales sanitarios y en las inversiones en infraestructuras”, ha advertido la parlamentaria andaluza, que ha comparecido hoy en rueda de prensa junto al secretario de Sanidad de los populares andaluces y malagueños, Ignacio Souviron.

En este sentido, Corredera ha recordado que todas las inversiones pendientes para avanzar en equipamientos sanitarios necesarios “han desaparecido de un plumazo” y ha puesto como ejemplo que no se haya hecho nada para la construcción de los CHARE de Fuengirola-Mijas, de Estepona, o el CARE de Torremolinos. “Igualmente, el Hospital del Guadalhorce sigue sin abrir y aún no han terminado con el de Ronda”, ha recordado.

Asimismo, la dirigente popular ha mostrado su preocupación por la precariedad laboral que están sufriendo los profesionales del sector, ya que “he llegado a ver en las últimas semanas contrataciones al cinco por ciento de la jornada laboral”. “Es consecuencia directa de los 1.043 millones que PSOE e IU recortaron en sanidad en 2013 y los 218 millones de 2014, todo de fondos propios y cuando la disminución de las transferencias del Gobierno central sólo se han reducido en algo menos de 16 millones de euros”, ha explicado.

Toda esta situación la han llevado los populares a la Cámara andaluza para su debate a través de una moción en la que se recogían varios puntos que el Gobierno andaluz “tumbó de forma irresponsable”. Entre ellos, Corredera ha destacado que se negasen a comprometerse a que no haya más recortes en el sector sanitario, “por lo que mucho me temo que seguirán con la tijera”.

Además, también se negaron a establecer un calendario de pago a proveedores, a pesar de que sólo en dos meses ya deben, por ejemplo, más de 509 millones de euros a las farmacéuticas, así como otras deudas e impagos con los servicios de catering, de transporte, de lavandería o con la prestación de servicios ortoprotésicos.

“No hacen nada por acabar con la precariedad laboral, ya que se negaron a que los contratos fuesen por el cien por cien de la jornada laboral, e igualmente rechazaron decir cuándo van a desarrollar la oferta pública de empleo que anunciaron el diciembre pasado”, ha enumerado la portavoz de sanidad de los populares en la Cámara andaluza.

Tanto PSOE como IU rechazaron otros puntos de la iniciativa popular, tales como concretar con qué hospitales e infraestructuras sanitarias pendientes van a poder contar los andaluces en lo que queda de legislatura;  o el mantenimiento de los conciertos con la sanidad privada, que cubre en muchas áreas asistenciales y de pruebas médicas hasta el 80 por ciento del volumen total.

Por su parte, Souviron ha advertido de que los profesionales sanitarios se encuentran “desanimados y desmotivados” ante esta “preocupante situación”. “En estos últimos dos años ha habido una reducción de más de 10.000 efectivos de plantilla en el ámbito sanitario, de los cuales más de 1.700 se corresponden con la provincia de Málaga”, ha criticado.

“Si a esto le añadimos la precariedad laboral que sufren, con contratos del 50 o el 25 por ciento de la jornada, y las retribuciones más bajas del país, nos podemos imaginar la situación por la que están pasando estos profesionales, quienes gracias a su esfuerzo mantienen como pueden el sistema sanitario andaluz”, ha sostenido.

Por último, el secretario de Sanidad de los populares andaluces y malagueños ha lamentado que el plan de choque para reducir las listas de espera no ha tenido ningún efecto, así como los refuerzos anunciados para hacer frente al aumento de pacientes afectados por la gripe A. “Todo se ha quedado en nada, mientras que la sanidad pública andaluza sigue teniendo 4.400 cargos de confianza asignados a dedo”, ha concluido.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.