Oña asegura que el macrohospital es “un invento oportunista y demagógico que nunca existió”


  • Lamenta que la Junta “saque a pasear de vez en cuando estos proyectos” cuando hay personas que sufren las deficiencias del sistema sanitario
  • Recomienda a la Junta que en vez de despedir trabajadores sanitarios elimine cargos de libre designación

Málaga, 8 de agosto de 2013.- La parlamentaria andaluza por el PP de Málaga Esperanza Oña ha asegurado hoy que el proyecto del macrohospital para Málaga es “un invento oportunista, demagógico y electoral que, después del reiterado silencio de la Junta tras cinco años de preguntas parlamentarias, nunca existió”.

“Desde el anuncio en 2008 por parte del Gobierno andaluz de la construcción de este complejo hospitalario, en reiteradas ocasiones he preguntado por él, y nunca ha habido una respuesta”, ha denunciado Oña, que considera que como parlamentaria “tengo la obligación de decirle a los malagueños que no existe documento alguno que acredite la existencia de este proyecto”.

En concreto, la dirigente popular ha explicado que sus preguntas al respecto, llevadas a cabo desde 2008 hasta 2013, solicitaban información y copia de documentación sobre cuestiones como el proyecto o el anteproyecto, los estudios previos que aconsejaban la construcción en Málaga de dicho complejo o las cantidades presupuestarias que se iban a asignar.

“La única respuesta ha sido un silencio absoluto durante cinco años que demuestra la inexistencia absoluta de proyecto”, ha advertido Oña, que ha lamentado que la Junta “saque a pasear de vez en cuando estos proyectos, algo que resulta incluso despiadado” cuando hay personas que sufren las deficiencias del sistema sanitario.

En este sentido, Oña también se ha referido durante la rueda de prensa a la actual situación de la sanidad en Andalucía y Málaga, marcada por “los recortes ocultos” del Gobierno andaluz que “no han podido disimular una pésima gestión”.

“En estos momentos hay más de 3.000 camas cerradas en hospitales públicos de la región, 558 en el caso de Málaga”, ha alertado la parlamentaria popular, que ha añadido que esta política “cicatera” hace que el 60 por ciento de los quirófanos estén actualmente cerrados y que en Andalucía haya más de 7.000 trabajadores sanitarios que han sido despedidos en el último año, 1.271 de ellos en la provincia.

Despiden trabajadores pero aumentan los cargos de confianza

Al respecto, ha denunciado que a pesar de estos despidos “la Junta ha contratado en estos años 400 cargos de libre designación dentro del sistema público de salud, cargos que nos cuestan a los andaluces, sólo en complementos de productividad, 1,5 millones de euros”. En el caso de Málaga, los cargos de libres designación han aumentado en 59.

Por ello, vista “la mala gestión” que la Junta está llevando a cabo con la sanidad pública, Oña ha recomendado que en vez de despedir trabajadores sanitarios y bajarles el sueldo hasta un 20 por ciento, eliminen cargos de libre designación, cuyo número supera ampliamente los 4.000 en el sistema público sanitario de la región.

Oña considera que otros datos como las “interminables” listas de espera, el hecho de contar con la media de camas hospitalarias más baja del país o la inversión sanitaria por habitante 200 euros por debajo de la media nacional, “demuestran que la actual situación ha superado a la Junta de Andalucía, que incapaz de reaccionar sigue recortando, tal y como ha hecho en los últimos presupuestos, reduciendo la cantidad asignada a Sanidad en 945 millones de euros”.

“Volverán a echarle la culpa al Gobierno central de la situación, obviando que en los últimos cuatro años la Junta ha dejado de invertir en este sector más de 2.100 millones de euros, por lo que va siendo hora de acabar con los engaños y optar por más verdad y más eficacia”, ha concluido la dirigente popular.