NNGG alerta del uso de las redes sociales como manifestación de control y dominio en la pareja


Nuevas Generaciones de Málaga ha hecho público un manifiesto para expresar su “más firme repulsa hacia todas aquellas actitudes y comportamientos denigrantes y violentos en el ámbito de la pareja”. El texto, elaborado con motivo de la celebración del Día Internacional contra la Violencia de Género, pone el foco en el mal uso de las nuevas tecnologías y denuncia el “alarmante repunte de malos tratos entre los jóvenes”.

“El mal uso de las posibilidades que nos dan las nuevas tecnologías dan lugar al control, los celos, el dominio… Pudiendo dar claras manifestaciones de violencia psicológica en la pareja. Algunas de estas prácticas pueden estar asentándose como hábito cuando no debe serlo”, asegura el manifiesto.

“A diario se escuchan algunas actitudes como son controlar las fotos que suben en las redes sociales, que obliguen a tener contraseñas de ‘Facebook’, leer a escondidas las conversaciones o controlar las horas de conexión de la pareja en ‘Whatsapp’, filtrar las amistades de la pareja en redes sociales. Debemos cuestionar su conveniencia, son situaciones que a veces se intentan trasladar con normalidad y no lo son”.

Según la formación juvenil, “el principal objetivo de la violencia es la dominación, uno se cree superior al otro, con el derecho al control y al manejo a su antojo y conveniencia; esto en ocasiones se traslada a los comportamientos a golpes tecnológicos”.

“Muchas de estas malas conductas nos llegan con sensación de normalidad, sin embargo acaban siendo la semilla para la violencia doméstica”.

Aumentar la formación

En su manifiesto, los jóvenes del PP afirman que “es fundamental la educación, la buena utilización de las redes sociales de manera consciente. Es necesario aumentar la formación de los jóvenes en materia de igualdad, transmitiendo dichos valores de forma transversal a través de todas las políticas públicas relacionadas con la juventud”.

“Desde esta organización asumimos el compromiso y la disposición a colaborar contra el dominio y el control que pueden acabar en violencia, las relaciones personales deben basarse en el respeto, la autonomía y el afecto. ¡Querer no es poseer!”, concluye el manifiesto de Nuevas Generaciones.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.