Los recortes de la Junta ponen en riesgo cientos de plazas de residencias de mayores


  • El PP denuncia que actualmente hay más de 500 sin concertar ni ocupar en la provincia por falta de fondos

Málaga, 29 de septiembre de 2013.- La parlamentaria andaluza por el PP de Málaga Ana Rico ha advertido hoy de que los recortes de la Junta de Andalucía en materia de Bienestar Social ponen en riesgo la continuidad de cientos de plazas de residencias de mayores en la provincia.

En concreto, la diputada autonómica ha detallado, a raíz de una respuesta parlamentaria al efecto, que la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales cuenta en la actualidad con 2.494 plazas concertadas y 305 plazas públicas en 47 centros residenciales de personas mayores en la provincia, estando en estos momentos ocupadas el 80 por ciento.

“Es decir, que hay un total de 2.799 plazas, de las cuales 560 están sin ocupar, pese a que existe una alta demanda por parte de los más mayores para ocupar uno de estos puestos”, ha afirmado la parlamentaria andaluza, que considera que estos datos “desmontan el discurso del bipartito sobre la defensa de las políticas sociales”.

En este sentido, ha hecho hincapié en que para que la oferta de plazas residenciales no sea ridícula, la Junta ha tenido que apoyarse en la concertación, “algo que es lógico e inteligente, pero que por algún tipo de complejo mal entendido, tanto PSOE e IU, que continuamente demonizan al sector privado, intentan ocultar”.

“El problema real reside en que el hecho de tener estas plazas desocupadas responde a que a la Junta le cuesta menos dinero tenerlas así, ya que de esta forma paga sólo el 60 por ciento del coste total de la plaza”, ha indicado Rico, de tal forma que por cada plaza desocupada, la Administración regional paga 893 euros al mes, mientras que por plaza ocupada, la cuantía asciende a 1.488 euros mensuales.

“Al tenerlas vacías, la cuantía mensual total es de 497.000 euros, mientras que si se esforzasen por ocuparlas tendrían que pagar al mes 829.360 euros”, ha comparado la dirigente popular, que ha criticado que la tendencia de la Junta es cambiar el convenio con estas residencias para dejar de cubrir aquellas plazas que no estén cubiertas.

“Es el procedimiento que están siguiendo, ya que cada vez que fallece un mayor, esta plaza se queda desocupada”, ha lamentado Rico, que considera que poco a poco “irán disminuyendo el número de plazas basándose en un borrador de orden elaborado en agosto por la Consejería del ramo, lo que supone una grave desatención hacia un colectivo que merece importantes cuidados y servicios”.

Al respecto, ha cuestionado que el Gobierno andaluz “mantenga discursos irreales sobre su defensa del bienestar social, mientras que llevan a cabo una agenda constante de recortes ocultos que va a provocar la desaparición de muchos de estos centros concertados que son los que están sosteniendo el actual sistema de atención a mayores”.

Por todo ello, ha exigido a la Junta de Andalucía que ocupe las plazas que están disponibles, atendiendo a la demanda existente, “y abandone la intención de ir amortizando aquellas que no se ocupen, porque la atención a nuestros mayores no debe ser recortada ni puesta en segundo plano, menos aún cuando vemos que el bipartito no tiene ningún pudor en seguir gastando más de 5.000 millones de euros anuales en su administración paralela”.