La Junta “pone en riesgo” la salud de los malagueños “verano tras verano”


  • Navarro apunta que la época estival destapa “las peores vergüenzas” del Gobierno andaluz con la provincia

Escucha parte de las declaraciones de Navarro

Málaga, 4 de septiembre de 2013.- La vicesecretaria de Acción Política del Partido Popular de Málaga, Patricia Navarro, ha lamentado hoy que la Junta de Andalucía “ponga en riesgo” la salud de los malagueños “verano tras verano” por “el enorme déficit” del sistema, a la vez que ha apuntado que la época estival “destapa las peores vergüenzas del Gobierno andaluz con nuestra tierra”.

En este sentido, la popular, que ha estado acompañada por el secretario de Sanidad de la formación malagueña, Ignacio Souviron, ha señalado que la Administración andaluza “saca pecho sin tener aún los datos de los efectos del plan de verano”, plan que ha calificado de “fantasma, como si no hubiese existido”.

“No nos hace falta conocer los datos oficiales porque conocemos la realidad del sistema a través de las quejas de los usuarios, los sindicatos e incluso del Colegio de Médicos, que coinciden en calificar la asistencia sanitaria de nuestra tierra como insostenible”, ha asegurado.

De hecho, ha destacado que entre esas deficiencias se encuentra el déficit de camas hospitalarias; la falta de cobertura de vacantes con profesionales; o plantas hospitalarias cerradas al igual que quirófanos. A ello ha añadido otros aspectos negativos como el cierre de los centros de salud por la tarde, el aumento de las listas de espera de pacientes y los más de 1.200 trabajadores sanitarios despedidos en Málaga en el último año.

Estas deficiencias en Andalucía y, en concreto, en Málaga no suponen una novedad ya que “se remontan a mucho antes de la crisis y antes de que Mariano Rajoy gobernase”. Por ello, ha explicado que el Partido Popular de Málaga “no se va a olvidar de todas las reivindicaciones y promesas por cumplir”.

“Seguiremos reclamando el cumplimiento de todos los compromisos adquiridos”, ha aseverado a la vez que ha pedido al actual delegado territorial “o al próximo, si la futura presidenta Susana Díaz elige a otra persona” que “no saque pecho ante esta situación insostenible” y que “si está en Sevilla no sea para aplaudir sino para pedir al titular de la consejería los cumplimientos y las promesas con Málaga”.

Por su parte, Souviron ha señalado que el plan de verano es “oscuro” ya que la Junta “ha seguido la tradición de recortar” en el sistema sanitario, recorte que supone, entre otras cuestiones, que los centros sanitarios hayan sufrido el cierre de 3.000 camas este verano (el 21% del total), cifra que en Málaga alcanza las 558 de las 2.000 existentes (el 28%).

Cierres de servicios

A ello, ha añadido que este verano la provincia, a pesar de aumentar su población en esta época gracias al turismo, hecho que ha considerado fundamental para reforzar los servicios, ha padecido el cierre de servicios como el de otorrino de Carlos Haya o el cierre parcial de otros como el de cirugía maxilofacial, cirugía digestiva, salud mental del Hospital Civil o algunos del Materno Infantil.

Además, el popular ha puesto sobre la mesa el descenso del 60% de la actividad quirúrgica durante estos meses, así como el cierre por las tardes de los centros de atención primaria –solo se han mantenido abierto cinco de los 27–. “El plan de verano es un plan de mínimos”, ha sostenido a la vez que ha lamentado que Málaga esté a la cola de infraestructuras en la región y en España.

El secretario de Sanidad tampoco ha querido olvidar los despidos. De hecho, ha señalado que se han producido 7.000 en la Sanidad andaluza en el último año, de los que 1.271 corresponden a Málaga. “De los 12.000 despidos que se han producido en España, el 57% ha tenido lugar en Andalucía y mientras tanto la Junta ha aumentado la plantilla de cargos de libre designación”, ha añadido.

Por todo ello, se ha cuestionado “cómo es posible que Andalucía siga a la cola” a la vez que ha pedido al bipartito que “deje el discurso de la privatización” ya que “algo estará pasando cuando el 20% de los malagueño tienen un seguir privado”.

Finalmente, ha planteado la necesidad de “hacer una nueva orientación del sistema sanitario” donde “se gestione mejor” y en la cual la atención primaria “sea fundamental” al igual que el apoyo a los trabajadores sanitarios.