La Junta “ningunea” a los ciudadanos al “marginar” y “anular” a las asociaciones de consumidores


  • Del Cid lamenta que “deje morir” el pacto andaluz que suscribió hace dos años para garantizar los derechos
  • Las asociaciones denuncian que el Ejecutivo autonómico ha “cercenado” el pluralismo a favor de Facua

Málaga, 7 de febrero de 2014.- La secretaria general del PP de Málaga, Margarita del Cid, ha acusado hoy a la Junta de Andalucía de “ningunear” a los ciudadanos andaluces, en general, y a los malagueños en particular, al “marginar” y “anular” a la mayoría de las asociaciones de consumidores y usuarios, ya que, tal y como ha apuntado, “la normativa que viene desarrollando el Gobierno andaluz sólo favorece a una determinada asociación en detrimento del resto”.

Así lo ha asegurado tras reunirse con los presidentes de la Unión de Consumidores, Jesús María Burgos, el de Adecua, Antonio Castillo, y el de Ausbanc, Alfredo Martínez, un encuentro en el que también han estado presentes la vicesecretaria de Acción Política, Patricia Navarro, la concejala de Economía, Hacienda y Personal del Ayuntamiento de Málaga, María del Mar Martín, y la directora general del área de Promoción Empresarial y del Empleo del Ayuntamiento, Esther Molina, y en el que las organizaciones han denunciado la “mala situación” que atraviesan porque el Ejecutivo autonómico ha “cercenado” el pluralismo a favor de Facua.

De esta forma, la popular ha puesto sobre la mesa que esta “marginación” pasa por cuestiones como que el pasado año sólo se otorgasen subvenciones a una asociación en concreto por valor de más de 500.000 euros; porque el Consejo Andaluz de Consumo lleve más de tres años sin reunirse; porque no se celebren trámites de audiencia a pesar de que son preceptivos pero no vinculantes; o porque desde enero no se realicen arbitrajes y desde 2009 no se paguen dietas, entre otras cuestiones.

En este sentido, Del Cid ha lamentado también que el bipartito esté “dejando morir” el pacto andaluz por la garantía de los derechos de los consumidores y usuarios que hace ya dos años suscribió junto con diversas asociaciones y federaciones. Un acuerdo que, tal y como ha recordado, recogía entre otras cuestiones la promoción de los valores de racionalidad, sostenibilidad y respeto de los derechos y garantías de consumidores y usuarios, pero por el que, no obstante, el Gobierno andaluz “no ha movido ni un dedo, incumpliendo así todos los acuerdos pactados en su momento”.

“Lamentablemente, la Junta deja en la estacada un pacto que es tan necesario para que la sociedad avance hacia modelos de consumo más razonables, algo que es tarea de todos”, ha sostenido Del Cid a la vez que ha lamentado que la Junta, sin embargo, “nuevamente firma algo que no cumple y que deja guardado en el cajón como si nunca hubiese tenido lugar”.

En este sentido, la popular ha señalado al “pasotismo” y a la “desidia” del bipartito con el consumo y el desarrollo económico y social de Málaga y de Andalucía. Una actitud que, según Del Cid, “ha llevado al bipartito a no trabajar por conseguir un nuevo modelo de consumo para nuestra tierra”.

Es por ello por lo que ha exigido que “cumpla con lo prometido” y con el pacto andaluz, así como que “deje de ningunear y de tomar el pelo a las asociaciones”, a las que ha valorado como “la voz de todos los consumidores y como las defensoras de los derechos de consumidores y usuarios”.

Pluralismo cercenado

Por su parte, el responsable de Ausbanc ha lamentado que la Junta haya “cercenado” el pluralismo y que haya “acogido como cabecera a Facua, una organización con una ideología tradicionalmente de izquierdas”. “La Junta sólo quiere a una asociación que no tenga ninguna incidencia en materia judicial y que sea dócil para que no pueda hacer nada contra las empresas”, ha sostenido a la vez que ha advertido al Gobierno andaluz que “no se puede hacer política desde una asociación” ya que la “única ideología que tiene que tener una organización es la de defender los derechos de los consumidores”.

En la misma línea, Burgos, de la Unión de Consumidores, ha tachado de “mala situación” la realidad que atraviesan las organizaciones, las cuales “nos vemos rechazados por la Administración andaluza”. “Se han perdido todos los valores por lo que luchamos, ni tenemos independencia,  ni nada”, ha asegurado a la vez que ha sostenido que “esta situación lamentable” hace que “se tengan que abandonar pueblos” y que, en el caso de su federación a nivel regional lleve seis meses sin poder pagar a los trabajadores, entre otras cuestiones.

Finalmente, Castillo ha subrayado que los poderes públicos “no están para crear oligopolios y aún menos en temas tan sensibles como es la defensa de los derechos de consumidores y usuarios”. Es por ello por lo que ha pedido que “los poderes públicos y las administraciones se impliquen en la defensa de los intereses y hagan un ejercicio de legitimidad activa”.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.