Garrido lamenta que la presidenta andaluza no tenga a las universidades entre sus prioridades


  • Denuncia el escaso abono de las obligaciones reconocidas hasta alcanzar una deuda presupuestaria de 859 millones de euros
  • Exige al Gobierno andaluz el pago de los 144 millones que le debe a la Universidad de Málaga

Málaga, 26 de noviembre de 2013.- El parlamentario andaluz por el PP de Málaga Antonio Garrido ha lamentado hoy que la presidenta andaluza, Susana Díaz, al igual que sus antecesores en el cargo, “no tenga a las universidades de la región entre sus prioridades, tal y como se desprende de los informes sobre grado de ejecución presupuestaria y abono de las obligaciones reconocidas”.

De esta forma, el dirigente popular ha denunciado el escaso nivel de pago de estas obligaciones reconocidas. “De un presupuesto para universidades de 1.363 millones para 2013, se ha ejecutado el 65 por ciento, un total de 889 millones, pero el problema es que sólo se han abonado 133 millones de euros”, ha detallado.

En este sentido, ha especificado que sólo está abonado a día de hoy el 15 por ciento de las obligaciones reconocidas, por lo que el pendiente de pago de este año es de 756 millones de euros, que se suman al pendiente de ejercicios anteriores hasta alcanzar una deuda presupuestaria de 859 millones de euros.

Garrido ha advertido también de similares problemas en otras partidas como las transferencias del programa 42J Universidades –financiación de las universidades-, de las que sólo se ha ejecutado un 70 por ciento, 802 millones de 1.144 millones, pero sólo se han pagado 125 millones, quedando pendiente de pago 224 millones teniendo en cuenta todos los ejercicios.

También ocurre algo similar, ha explicado el diputado autonómico, con las transferencias para investigación científica e innovación en las universidades, de tal forma que se ha ejecutado el 40 por ciento, 86 millones de los 213 contemplados para 2013, pero sólo se han abonado 7 millones, quedando pendiente de pago un total de 83 millones de euros si se tiene en cuenta la deuda de todos los años anteriores.

“El papel lo aguanta todo, pero la realidad es que primero presupuestan una cantidad y después ejecutan en el mejor de los casos algo más de la mitad, pero el problema es que no pagan esa ejecución, y van acumulando año tras año deuda presupuestaria”, ha indicado el también portavoz de Cultura de los populares andaluces en la Cámara autonómica.

El parlamentario popular ha recordado que esta “dudosa gestión” se une al hecho de que los presupuestos no están provincializados “y las universidades andaluzas llevan tres años sin saber cuánto y en qué se va a invertir en cada uno de estos centros”.

Por último, ha exigido al Gobierno andaluz que devuelva a la Universidad de Málaga (UMA) los 144 millones que les debe. “Cada año la deuda es mayor y la universidad ve más limitados sus recursos, y algo hay que hacer para acabar con esta situación”, ha concluido.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.