Garrido: “Es intolerable que unos alumnos tengan que dar clase en unos aseos”


El candidato por el PP de Málaga al Parlamento de Andalucía Antonio Garrido ha alertado hoy de que “es intolerable que unos alumnos tengan que dar clase en unos aseos”, después de que la presidenta del AMPA del colegio Indira Gandhi de Mijas, Mariló Olmedo, haya explicado que esta circunstancia la sufren aquellos alumnos de este centro educativo que escogen una asignatura alternativa a Religión.

En concreto, según ha explicado la portavoz de este colectivo educativo, se han hecho unas reformas en los aseos de tal forma que los agujeros dejados al quitar los sanitarios se han cubierto con unas chapas de metal. “Es una situación insostenible”, ha recalcado el dirigente popular, que ha acompañado hoy junto a la concejala de Educación del Ayuntamiento de Málaga, Eva Sánchez Teba, a tres plataformas educativas que se han concentrado a las puertas del Edificio Negro para reivindicar la construcción de nuevos centros educativos en Teatinos, Mijas y Rincón de la Victoria.

Garrido considera que el hecho de que haya institutos pendientes de construir desde hace más de 15 años “lo que demuestra es una absoluta ineficacia, gobierne quien gobierne”. “No se entiende que una zona de expansión como Teatinos no tenga instituto, que en Mijas haya 450 alumnos en aulas prefabricadas o que en Rincón haya siete colegios para tres institutos”, ha enumerado.

En este sentido, ha recordado que desde el PP “se ha pedido en el Parlamento en numerosas ocasiones que se agilicen estas infraestructuras educativas pendientes, pero ni siquiera responden con buenas palabras y se dedican a echar balones fuera”.

“Me pregunto qué hará la señora delegada de Educación, si es que se le pierden los papeles o si es que no aparecen”, ha criticado Garrido, que lamenta que en todos los casos “primero se escudan en que no hay terrenos para la construcción de los centros educativos y cuando sí lo hay no son capaces de resolver nada”.

Por todo ello, ha trasladado a las plataformas que hoy se han manifestado “todo el apoyo del PP por esta justísima reivindicación ante lo que es un atropello a todos los ciudadanos, y sobre todo a los padres y alumnos afectados”.

Por su parte, Olmedo ha calificado como “un horror” la situación en la que se encuentran los alumnos del colegio Indira Gandhi de Mijas. Además de los alumnos que tienen que dar alguna clase en los aseos reformados, ha recordado que la totalidad de los 450 alumnos de entre 3 y 7 años “están en aulas prefabricadas desde que el colegio abrió en 2010”.

“Nos dijeron que todo iba a ser provisional, que al año siguiente ya no habría aulas prefabricadas, pero lo único que están haciendo es ampliar el colegio con más módulos y latas que se encuentran en condiciones pésimas, con aulas que se inundan y sin zonas comunes”, ha explicado la portavoz del AMPA de este centro educativo.

Asimismo, ha retado a la delegada del ramo a que visite el centro, “ya que dice que nuestros hijos se encuentran en el máximo confort”, a lo que ha añadido que “los baños se atascan continuamente y tienen que venir a arreglarlos porque los niños se llenan hasta los tobillos de pipí y agua del váter”.

Por su parte, la presidenta de la Plataforma Prometo, Mar Villanueva, ha asegurado que por parte de la Junta de Andalucía “sólo nos encontramos silencio ante lo que es un incumplimiento sistemático de los plazos” para la construcción del instituto en Teatinos, que llevan esperando 15 años.

Esta organización comenzó sus movilizaciones en diciembre “a la vista de que no se cumpliría con el compromiso de sacar el instituto a licitación en 2014”. “La propia administración reconoce que se trata de una actuación urgente y el suelo está cedido, pero no hay avances”, ha apuntado Villanueva, que teme que el adelanto electoral esté relacionado con el retraso.

Por último, la presidenta de la plataforma RincónEduca, Belén Valverde, ha informado de que la reivindicación de esta organización es un cuarto instituto en Rincón de la Victoria, ya que actualmente hay tres centros de secundaria para siete centros de primaria. “Los niños están hacinados, corren riesgos a la hora de cambiar de clase y no les da tiempo ni a ir al baño en los descansos. Es una situación patética”, ha lamentado.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.