El traslado “irresponsable” de la Unidad del Dolor afectará a 8.000 pacientes de la provincia


  • El PP advierte de que supondrá recortes en la plantilla de entre un 30 y un 50 por ciento
  • Lamenta que este sea “un paso más en el desmantelamiento de la sanidad pública” en Málaga

Málaga, 14 de febrero de 2014.- La vicesecretaria de Acción Política del PP de Málaga, Patricia Navarro, ha denunciado hoy que el traslado “irresponsable” de la Unidad del Dolor del Carlos Haya y la del Clínico al Hospital Marítimo de Torremolinos afectará a uno 8.000 pacientes crónicos de la provincia, y ha advertido de que supondrá recortes en la plantilla de entre un 30 y un 50 por ciento.

“Estamos, por desgracia, ante un paso más en el desmantelamiento de la sanidad pública de la que desde el PP malagueño venimos advirtiendo durante muchos años”, ha apuntado la dirigente popular, que ha censurado esta decisión adoptada por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, “irresponsable e incomprensible, toda vez que la atención a pacientes crónicos debe ser una prioridad, al ser cada vez más la demanda asistencial y además ser un colectivo especialmente sensible”.

También ha relacionado esta decisión con la fusión de servicios sanitarios del Carlos Haya y del Clínico, y ha recordado que en Málaga “hemos pasado de poder tener tres hospitales, con el anuncio en falso del macrohospital, a quedarnos sólo con uno y la peor de las consecuencias: el colapso asistencial”.

Por esta razón, los populares malagueños “trasladamos nuestro apoyo a las asociaciones de pacientes crónicos, con las que llevamos años trabajando para buscar una atención de calidad en donde los aspectos sociosanitarios se tengan más en cuenta”.

En este sentido, Navarro ha detallado que los pacientes crónicos suponen el 80 por ciento del gasto sanitario, por lo que desde el PP “siempre hemos abogado por reorientar el radar del sistema sanitario y tener más en cuenta este hecho, evitando así que estos pacientes se pierdan en circuitos asistenciales sin sentido”.

Por su parte, el secretario de Sanidad de los populares andaluces, Ignacio Souviron, ha criticado que la Consejería de Salud “está absolutamente perdida”. “Cambia la cúpula directiva en pleno pico asistencial por caos que viven los centros sanitarios andaluces, recorta en más de 1.200 trabajadores la plantilla sanitaria en los últimos dos años, o no refuerza el personal en momentos clave”, ha enumerado.

“Lo más grave, es que todo este desmantelamiento se hace desde la Junta de Andalucía de espaldas a la realidad de los profesionales y los pacientes, con los que nunca cuenta en este tipo de decisiones”, ha apuntado.

Ejemplo de ello es la encuesta realizada por el sindicato Junta Sanitaria al personal de Carlos Haya, que afirma en un 89 por ciento no haber sido informado de estas fusiones, en un 97 por ciento que en nada beneficia a los pacientes y en un 99 por ciento a los profesionales.

Alarmante situación en las urgencias

Por otra parte, Navarro se ha mostrado “muy preocupada” ante la situación que se está viviendo en algunas urgencias como la del Hospital Clínico de Málaga, en la que al parecer hay pacientes que tienen que esperar sentados en un sillón ante la falta de camas.

“Es increíble que leamos testimonios de personas que llevan dos días esperando en un sillón con 39 de fiebre, tal y como publica hoy un periódico malagueño, y la Junta de Andalucía siga sin hacer nada, teniendo en cuenta el repunte de enfermos en las últimas semanas y los afectados por la gripe A”, ha denunciado la también senadora por el PP malagueño.

Navarro ha hecho referencia también a las continuas denuncias por parte de los sindicatos sanitarios, “que lo que vienen a demostrar que estas advertencias y reivindicaciones hace tiempo que trascendieron la política y se están convirtiendo en un grave problema que la Junta de Andalucía es incapaz de atajar”.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.