El PSOE rechaza investigar el uso de las ayudas a Isofotón y si se han derivado a Ecuador o a EEUU


  • Oña denuncia que también se niega a investigar, como piden los trabajadores, si muchos de los productos son fabricados en China y al llegar a Málaga los sellan como europeos
  • A instancias del PP, se aprueba que la Junta actúe de árbitro entre las negociaciones de la empresa y los trabajadores

Málaga, 16 de mayo de 2013.- La parlamentaria andaluza por el PP de Málaga Esperanza Oña ha defendido hoy en la Comisión de Economía del Parlamento andaluz una PNL en la que se solicita que la Junta actúe como árbitro entre las negociaciones de la empresa Isofotón y los trabajadores, así como que se investigue el uso de las ayudas públicas que la entidad ha recibido de forma reiterada durante los últimos años y si estas se han derivado a Ecuador o a EEUU, puntos estos últimos que el PSOE ha rechazado.

“Desde que la Junta dejó de ser propietaria de Isofotón, la empresa ha recibido ayudas que alcanzan los 59 millones de euros, subvenciones que en principio debían estar vinculadas al mantenimiento de los puestos de trabajo en Málaga”, ha explicado Oña, que ha indicado que “algo habrá sucedido para que pese a estas ayudas millonarias, la empresa quiera llevar a cabo un ERE que afectaría a 365 trabajadores”.

En este sentido, Oña ha recordado que hace tan solo ocho meses, la Junta volvió a conceder ayudas a Isofotón por valor de 8,4 millones de euros, “y sin embargo se niegan a investigar el uso de estos fondos después de que en tan poco tiempo la empresa haya presentado un ERE tan severo”.

La parlamentaria popular considera “irresponsable” la actitud de la administración andaluza. “Hay doble responsabilidad, tanto del que da como del que recibe, y ni uno ni otro han hecho sus deberes”, ha lamentado. Asimismo, ha mostrado su preocupación ante el hecho de que la empresa quiera despedir trabajadores en Málaga pero recientemente haya abierto una sucursal en Ecuador y en breve vaya a abrir otra en Ohio, Estados Unidos.

Por esta razón, la PNL del Grupo Popular planteaba investigar el uso de estas ayudas y clarificar si han sido derivadas a estos dos países por parte de la empresa. También se proponía, a instancia de los trabajadores, averiguar si muchos de los productos se están fabricando en China, añadiéndoles en Málaga un sello para autentificarlos como productos europeos, lo que supondría “un fraude”.

“A todas estas iniciativas el PSOE ha dicho no, por lo que ha impedido que pueda haber una investigación que arroje luz sobre lo que ha pasado con la gestión de los 59 millones de euros de fondos públicos otorgados a la empresa, gestión que ha provocado que ahora 365 trabajadores de Málaga se vayan a quedar en la calle”, ha denunciado la dirigente popular.

La PNL presentada por el PP cuenta con otros puntos que sí han sido aprobados por unanimidad en el transcurso del debate de la iniciativa. De esta forma, Oña ha apelado a la responsabilidad de la administración andaluza para que arbitre las posibles negociaciones entre la empresa y los trabajadores a raíz del último ERE presentado.

Igualmente, el Parlamento ha instado al Gobierno andaluz a que reinicie las actuaciones enfocadas a buscar un comprador solvente que, “a diferencia del actual propietario, que vino de la mano de la Junta y que ha llevado a la empresa a la ruina, evite el actual ERE y reconduzca la situación”.

El PSOE descalifica una propuesta de los trabajadores

Asimismo, Oña ha criticado que en su intervención, el portavoz del PSOE, Paulino Plata, haya calificado de “colmo del disparate” el punto de la PNL que pide regular los trámites administrativos a seguir de acuerdo con el Real Decreto 1699/2011 –que regula la conexión a red de instalaciones de producción de energía eléctrica de pequeña potencia–, “aspecto que ha sido incluido en la iniciativa a instancia directa de los trabajadores”.

“La Junta tiene la obligación de solucionar el conflicto laboral en Isofotón, así como de utilizar los fondos públicos con mucho más pudor”, ha subrayado la parlamentaria popular, que ha hecho hincapié en que la voluntad política debe centrarse “en que todas las ayudas que se den a la empresa estén vinculadas a Málaga y al mantenimiento de los puestos de trabajo”.

“Nuestra propuesta ha sido en positivo, con la mente puesta en defender el interés de los trabajadores y en que se investigue por qué una empresa se ve abocada a esta situación después de haber recibido 59 millones de euros de ayudas públicas”, ha concluido la dirigente popular.