El PP valora la disposición del Gobierno para acometer el nuevo puente de la Azucarera


El senador por el PP de Málaga y secretario en la Comisión de Fomento del Senado, Manuel Marmolejo, ha valorado hoy la disposición por parte del Gobierno de Mariano Rajoy para acometer la construcción del nuevo puente de la Azucarera sobre el Guadalhorce, una actuación que permitirá ampliar la capacidad de evacuación del cauce del río hacia el mar y reducir por tanto el riesgo de inundaciones en las márgenes de su desembocadura.

Marmolejo ha recordado que el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Publicas, el CEDEX, adscrito a los ministerios de Fomento y Medio Ambiente, “está trabajando desde hace tiempo en la elaboración de los modelos matemáticos necesarios para establecer qué características debe tener el puente proyectado”, ha afirmado.

Así, en una reciente respuesta parlamentaria, el Gobierno informaba de que el Ministerio de Medio Ambiente ya ha presentado tanto a la Junta de Andalucía como a los ayuntamientos por los que discurre el cauce y que se ven directamente afectados por esta actuación – Málaga, Cártama y Alhaurín de la Torre – los primeros resultados de estos estudios.

“El CEDEX está actualizando y poniendo al día los estudios hidráulicos del encauzamiento que se llevó a cabo en la década de los 90, así como de los puentes existentes en el curso bajo del Guadalhorce”, ha explicado el senador, quién ha añadido que, según la respuesta dada por el Gobierno, “las conclusiones de estos trabajos definirán las actuaciones necesarias para adecuar el curso bajo del río, sustituir el puente de la antigua N-340 y ampliar su capacidad, tal y como se establece en el Plan de Gestión de Riesgo de Inundaciones”.

Según Marmolejo, “el propio Centro de Experimentación ya ha recopilado toda la información hidráulica que estaba disponible sobre este tramo del río encauzado y ya trabaja con los modelos matemáticos para determinar las características que debe tener el puente proyectado”, ha explicado.

Un proyecto de hace 15 años

Precisamente, la necesidad de actualizar todos los estudios es fruto del retraso que acumula esta actuación. En este sentido, Manuel Marmolejo ha criticado que “el proyecto estuvo desde 2002 en la mesa del Gobierno de Zapatero y de la Junta de Andalucía, ambos del PSOE, sin que ambas administraciones solucionaran los problemas de inundabilidad de este tramo del Guadalhorce”.

“El Ejecutivo de José María Aznar invirtió 90 millones de euros para realizar el encauzamiento de los últimos 7 kilómetros del río Guadalhorce hasta su desembocadura, que se inauguró en 2003”, ha recordado Marmolejo, quedando pendiente entonces como siguiente actuación prevista la sustitución del puente. De hecho, según el senador popular, “en el año 2002 el Gobierno sacó a concurso la redacción del proyecto para remodelar el puente y adaptar su capacidad hidráulica a la del tramo encauzado”.

Sin embargo, Marmolejo ha criticado que “en 2004, con la llegada de Zapatero, este proyecto se transfirió a la Junta de Andalucía dentro del paquete de competencias en materia de recursos hidráulicos que se traspasaron a la entonces Cuenca Mediterránea Andaluza, y nunca más se supo de él”, ha lamentado.

“La celeridad e inmediatez que ahora exige el PSOE es la que no tuvo a lo largo de los últimos 15 años para resolver este grave problema, al que ahora el Gobierno de Mariano Rajoy tiene que poner solución”, ha afirmado el responsable popular, quien ha vuelto a insistir en la disposición del actual Ejecutivo para ejecutar el nuevo puente lo antes posible y salvando el proyecto de la disputa entre administraciones. “Hubiese estado bien que esa misma inmediatez para ejecutar el nuevo puente la hubieran exigido a su partido hace 15 años, en lugar de estar más de una década echando balones fuera y no asumiendo sus competencias”, ha criticado Marmolejo.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.