El PP tacha de “cobarde” al consejero de Educación por culpar a los sindicatos de su “falta de voluntad” para reincorporar a los monitores escolares


  • Navarro señala la “incompetencia” de la Junta por “no buscar una solución real” y lamenta el “desamparo” de los despedidos

Málaga, 14 de enero de 2014.- La vicesecretaria de Acción Política del Partido Popular de Málaga, Patricia Navarro, ha tachado hoy de “cobarde” al consejero de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía, Luciano Alonso, por culpar este a los sindicatos de su “propia falta de voluntad” para reincorporar a los monitores escolares despedidos.

De esta forma, la popular, tras conocer que el responsable del ramo ha señalado a los sindicatos como culpables de no llegar a un acuerdo para los más de 840 monitores despedidos en Andalucía –112 en el caso de Málaga–, ha asegurado que se trata “de todo un despropósito” por parte del “desgobierno andaluz”.

Tal y como ha explicado, el Ejecutivo autonómico “quiere contratar a nuevos monitores que realicen funciones de apoyo administrativo en los colegios de infantil y primaria sin tener en cuenta la experiencia de quienes venían prestando este mismo servicio hasta el momento”.

“No sólo no se han subrogado los contratos de los afectados, que venían prestando estos servicios en los últimos siete años, sino que tampoco van a tener en cuenta su experiencia para poder acceder a los puestos”, ha lamentado la también senadora por la formación malagueña.

Es por ello por lo que ha considerado como “una total tomadura de pelo” que el Ejecutivo autonómico y, en concreto, Alonso “culpe ahora a terceros de su incompetencia a la hora de afrontar un problema”.

Además, también ha aludido a la “precaria situación” en la que se van a encontrar los centros escolares al prescindir de estos servicios y ha dudado de que el nuevo personal de apoyo administrativo comience a trabajar el 1 de marzo “dado el alto número de aspirantes que concurrirán a la selección y la presura de baremo que tendrá que darse”.

Asimismo, Navarro ha mostrado su rechazo a que “no se reconozca la trayectoria de estos trabajadores y a que no se homologue ni su antigüedad ni su experiencia”. “Tras tener que atravesar una total situación de inseguridad laboral ahora se encuentran con otro nuevo jarro de agua fría tras haber prestado sus servicios durante años; se encuentran desamparados”, ha subrayado.

Finalmente, la vicesecretaria de Acción Política de los populares malagueños ha defendido las reivindicaciones de los monitores escolares despedidos y ha recordado que la formación popular ya trasladó la situación al Parlamento andaluz a través de una PNL además de los ayuntamientos de la provincia.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.