El PP reclama a la Junta que adapte el sistema educativo a las necesidades de las personas sordas


  • Navarro critica que los recortes del Gobierno andaluz han obligado a la Federación de sordos a reducir de siete a dos los intérpretes en la organización

Málaga, 13 de octubre de 2013.- El Partido Popular de Málaga ha pedido hoy a la Junta de Andalucía que adapte el sistema educativo en la Comunidad a las necesidades que presenta el colectivo de personas sordas. Así lo ha trasladado la vicesecretaria de Acción Política de la formación, Patricia Navarro, quien visitó recientemente la Sociedad Federada de Personas Sordas de Málaga junto con el coordinador de Acción Social, Julio Andrade.

En este sentido, la popular ha lamentado “la falta de implicación” del Gobierno andaluz con las políticas sociales, en general, y con este colectivo, en particular, al cual “está dando la espalda, dejando en la estacada y con las necesidades sin cubrir a tantas personas”.

Así, ha manifestado que la principal reivindicación que plantea la organización es la adecuación del sistema educativo a las personas con discapacidad auditiva. “El sistema que plantea el Gobierno andaluz no se adapta a las necesidades de este colectivo ya que no se contemplan medidas que fomenten la integración del alumnado en igualdad de condiciones”, ha asegurado.

De hecho, la también senadora popular ha recordado que el PP de Málaga ya anunció que presentaría una proposición no de ley (PNL) en el Parlamento andaluz tras presentar una moción en el Ayuntamiento de Málaga para que la Escuela Oficial de Idiomas (EOI) contase con intérpretes de lengua de signos, después de que alumnos sordos así lo reclamasen ante la imposibilidad de atender las clases con normalidad. En esta línea ha recordado que los universitarios necesitan el B1 para poder obtener el título.

“El bipartito del desgobierno formado por PSOE e IU, tan garante de los derechos y de las políticas sociales que se proclama, deja a este colectivo sin poder acceder con normalidad a la enseñanza”, ha sostenido Navarro a la vez que ha lamentado que los recortes de la Junta hayan llevado a la organización a verse obligada a reducir de siete a dos los intérpretes que prestan sus servicios en la misma. “Estas personas tienen que valerse con sus propios medios cuando acuden a un hospital o a un juzgado, entre otras cuestiones”, ha indicado.

Además, también ha subrayado el “malestar” de la federación en torno a la Ley para la adaptación y mejora del colectivo que aprobó el Ejecutivo autonómico en 2011 y que “no se está cumpliendo; de hecho nos han asegurado que está peor en cuanto a intérpretes y medios”.

Navarro, que ha recordado que en la provincia hay unas 8.000 personas afectadas por la sordera en sus distintos grados, ha valorado la “encomiable labor” que realizan en la organización, donde, entre otras cosas, se presta un servicio de inserción laboral que “mantienen a la espera de si la Junta lo subvenciona el próximo año”.

“Desde el PP de Málaga vamos a continuar apoyando tanto a esta organización como a cualquier otra que vele por los derechos y la calidad de vida de las personas y, por supuesto, vamos a seguir reivindicando a la Junta que cumpla con sus obligaciones”, ha concluido.