El PP presentará una PNL para que la Junta dote de intérpretes de lengua de signos a las escuelas oficiales de idiomas


  • Rico denuncia la “irresponsabilidad” del Gobierno andaluz al privar a estudiantes sordos de la EOI de un aprendizaje normal
  • Lamenta que estos alumnos se vean obligados a pagar a un profesional, desembolsando incluso 300 euros al mes

Escucha parte de las declaraciones de Rico

Escucha parte de las declaraciones de Rodríguez

Málaga, 7 de octubre de 2013.- La parlamentaria andaluza por el PP de Málaga Ana Rico ha informado hoy de que su formación va a pedir que el Parlamento de Andalucía inste al Consejo de Gobierno de la Junta andaluza mediante una proposición no de ley (PNL) que adopte cuantas acciones sean necesarias para dotar de intérpretes todas las escuelas oficiales de idiomas de la provincia y de la región.

En este sentido, Rico, que junto con el presidente del Comité de Estrategia Política de NNGG de Málaga, Enrique Rodríguez, se ha reunido con tres alumnos sordos de la EOI de la capital, los cuales se ven afectados en estos momentos por la falta de intérpretes de lengua de signos para llevar a cabo un correcto aprendizaje del idioma.

Es por ello por lo que ha destacado que el PP va a exigir al Gobierno andaluz “cuantos procedimientos sean necesarios, como contrataciones públicas, pruebas y planes de todas las escuelas de idiomas” para “facilitar el acceso de las personas sordas, garantizando así la igualdad de oportunidades, la no discriminación y compensación de la diversidad funcional de todos los alumnos, garantizando la presencia de estos intérpretes en las aulas andaluzas”.

“Hay alumnos que no pueden seguir con normalidad sus clases porque se les niega tener un intérprete”, ha lamentado a la vez que ha especificado que en concreto estos alumnos llevan ya tres años solicitando uno, tiempo en el que han tenido que pagar de sus propios bolsillos la contratación de uno de estos profesionales, llegando a desembolsar en algunos casos hasta casi 300 euros mensuales.

Además, ha explicado que estos alumnos se ven desamparados, sobre todo “cuando a finales de la legislatura pasada se aprobó por vía de urgencia con los votos a favor de todos los grupos políticos la ley que regula el uso de la Lengua de Signos”. De hecho, esta norma contempla que la administración facilite a los centros educativos las medidas necesarias para el acceso en igualdad de oportunidades. “Pero a día de hoy no se ha puesto en marcha nada; era todo un brindis al sol del PSOE”, ha criticado.

“La Junta no asume sus responsabilidades; critica mucho y lo único que hace es política de titulares”, ha sostenido la parlamentaria andaluza a la vez que ha recordado que el pasado pleno del Ayuntamiento de Málaga se debatió una moción para denunciar la “grave” situación en la que se encuentran estos alumnos.

Por su parte, Rodríguez ha expresado que la petición que la formación y los alumnos están reivindicando “no es extraordinaria” ya que “se pretende que todos los jóvenes cuenten con igualdad de oportunidades”. Sin embargo, tal y como ha expresado, “nos encontramos con que las políticas sociales de la Junta son vergonzosas”. “Un pliego administrativo no puede estar por encima de los derechos de las personas sordas”, ha matizado.

De hecho, ha señalado que el número de personas que pueden verse afectadas por esta falta de intérpretes en los centros oficiales de idiomas puede alcanzar los 2.500 jóvenes, a pesar de que, como es el caso de los tres alumnos que hoy han denunciado la situación junto con la formación, “los profesores y el equipo directivo de la EOI también solicitan a la Consejería esta necesidad”.

Tal y como ha subrayado el responsable de NNGG esta petición “no es un capricho” sino que estos alumnos necesitan saber inglés para poder trasladarlo al lenguaje de signos –el cual no es universal, sino que cada idioma tiene incluso sus propios acentos—así como para poder mejorar su empleabilidad, su movilidad e incluso para poder obtener el título universitario después de que el Plan Bolonia exija a los alumnos la obtención del B1 para la obtención del mismo.