El PP pide a la Junta que rompa su tendencia de “decadencia” con las políticas de mayores


  • La formación presenta una moción en el Parlamento andaluz para agilizar los trámites de la Ley de Dependencia
  • Oblaré reclama el pago inmediato de las deudas a centros de días y residencias para asegurar su viabilidad y continuidad

Málaga, 30 de abril de 2014.- El vicesecretario general del Partido Popular de Málaga, Francisco Oblaré, ha pedido hoy a la Junta de Andalucía que rompa su tendencia basada en la “decadencia” y en la “actitud vacía de iniciativas” respecto a las políticas sociales y, en concreto, con las que tienen que ver con mayores. De hecho, ha criticado que el Ejecutivo andaluz “permanezca inmóvil ante la pérdida de atención a personas dependientes”.

En este sentido, el popular ha anunciado que la formación ha presentado una moción en el Parlamento andaluz en la que insta al Gobierno autonómico que agilice los trámites de la Ley de Dependencia con el objetivo de que se presten de forma inmediata los servicios que les correspondan a mayores dependientes ya valorados, así como que se resuelva el grado de los nuevos solicitantes ya que “no pueden perder ni un segundo”.

“Vamos a defender la necesidad de modificar la orden de 26 de febrero de 2014 por la que se regula la concertación de plazas con centros de atención especializada para mayores y discapacitados, con el fin de llegar a nuevos acuerdos de consenso entre organizaciones y entidades representativas del sector, puesto que esta orden fue aprobada sin consenso”, ha explicado a la vez que ha lamentado que esta norma “vaya a provocar el desmantelamiento del sistema público”.

A ello también ha sumado la necesidad de incrementar el número de plazas públicas y concertadas, además de flexibilizar la normativa y las exigencias para adecuar el número de profesionales al real de usuarios atendidos. “No podemos olvidar que Andalucía ocupa los últimos puestos del ranking en lo que a número de plazas en estos centros se refiere”, ha recordado.

Para Oblaré, es importante que la Junta “abra los ojos y vea cuál es la situación real de nuestros mayores”, es por ello por lo que ha pedido a la presidenta andaluza, Susana Díaz, de la cual ha dicho que “tan defensora de los derechos y de las políticas sociales se presenta”, que “dé un vuelco a la situación de dependencia en nuestra Comunidad” porque “en el camino se están quedando muchos mayores”.

Asimismo, ha asegurado que la formación popular también va a pedir en el Parlamento andaluz el pago inmediato de las cantidades comprometidas y pendientes de abono a los centros de día y a las residencias de mayores con el objetivo de “asegurar su viabilidad y continuidad”. Todo ello sin olvidar, tal y como ha resaltado, “la necesidad de establecer un calendario de pago real, consensuado, para atender los compromisos futuros en tiempo y forma para evitar sucesivas demoras e impagos”.

Otros de los aspectos que ha puesto sobre la mesa es el de cubrir al 100 por ciento las plazas vacantes en estos centros para atender la demanda existente y cumplir con la Ley 39/2006 de Promoción de Autonomía Personal y Atención a las personas dependientes. “Desde el PP vamos a pedir también que se establezcan todos los mecanismos necesarios para favorecer una oferta suficiente y de calidad”, ha añadido.

El vicesecretario general de los populares malagueños ha subrayado, asimismo, que todas las medidas recogidas en la moción son “propuestas realistas, dedicadas a quienes más lo necesitan” que se trasladan a la Junta para que “las adopte si no quiere seguir siendo la culpable de un sistema que ha pasado del ralentí al claro retroceso”.

En este punto ha destacado que es el Estado quien transfiere a las comunidades los fondos y que son estas quienes tienen la competencia para reconocer la dependencia y la prestación. De hecho, ha informado de que desde la entrada en vigor de la Ley de Dependencia en 2007 hasta finales de enero de este año, el Gobierno de la Nación ha transferido a Andalucía más de 2.232 millones de euros.

“No obstante, el número de beneficiarios de estas prestaciones, más allá de ir creciendo, ha mermado con el paso de los años, pasando de un total de 182.724 personas en 2010 a 167.717 personas en 2013, más de 15.000 beneficiarios menos”, ha indicado a la vez que ha insistido finalmente en la necesidad de “dar una vuelta a la situación y mirar por el bienestar de nuestros mayores”.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.