El PP pedirá a la Junta que abra las camas cerradas y mejore la asistencia en la residencia de El Palo


Málaga, 10 de junio de 2018.- La parlamentaria andaluza por el PP de Málaga y vicepresidenta de la Comisión de Igualdad y Política Social en el Parlamento andaluz, Mariví Romero, ha anunciado hoy que “el Grupo Popular pedirá la próxima semana a la Junta de Andalucía que ponga en servicio las dos plantas que mantiene cerradas desde hace años en la residencia de mayores de El Palo, que alcanza las 90 camas en desuso aproximadamente, así como que mejore la asistencia en dicho centro, dependiente de la Administración autonómica”.

 

De este modo, Romero ha explicado que “el próximo miércoles defenderé una Proposición No de Ley (PNL) en el marco de la comisión de Igualdad y Políticas Sociales para reivindicar mejoras de calado en esta residencia a la que, a tenor de la falta de personal y de medios, la Junta de Andalucía está dejando morir”.

 

En este sentido, ha informado de que “reclamaremos al Gobierno andaluz que garantice el cien por cien de ocupación de las instalaciones, dando salida a la demanda existente y que no haya camas vacías, así como que dote de medios técnicos y humanos a un centro que, por otra parte, se encuentra en un evidente mal estado, incumpliendo incluso varias normativas en materia de seguridad y accesibilidad”, ha criticado.

 

Al respecto, ha recordado que “las quejas del propio personal asistencial y de los sindicatos se remontan una década atrás, sin que el Gobierno socialista de la Junta haya puesto remedio, dándose casos especialmente escandalosos como permanecer una semana sin suministro de gas ni agua por impagos”, ha recordado.

 

En esta línea, la parlamentaria popular ha alertado de que “el centro, con 135 residentes, carece de Plan de Autoprotección, obligatorio para aquellos espacios que albergan a ocupantes que no pueden realizar una evacuación por sus propios medios y que esta situación afecte a cien o más personas”.

 

Asimismo, ha continuado, “existe un importante problema de accesibilidad ya que, según denuncian los propios empleados del centro, la evacuación sólo puede realizarse mediante rampa en las dos primeras plantas, pero no en las cuatro restantes, en las que sólo hay escaleras”, advirtiendo de que “esta circunstancia es aún más alarmante si tenemos en cuenta que los grandes dependientes se alojan en los últimos pisos del edificio”.

 

Romero ha denunciado igualmente que “nos consta que las puertas de emergencia que dan acceso a la escalera exterior permanecen siempre bloqueadas y sólo se abren pulsando un interruptor, lo que complicaría sustancialmente la evacuación en caso de emergencia”, ha aseverado.

 

“También falla el mantenimiento de los ascensores y de las instalaciones eléctricas, además de la vigilancia, hasta el punto de que, en alguna ocasión, se ha dado el caso de personas mayores que han abandonado el edificio y han sido localizadas andando por la autovía, siendo devueltas al centro por la Policía Local”, ha lamentado.

 

Por último, Romero ha señalado que “los trabajadores también nos trasladan quejas cuestionando si los cuidados higiénicos se realizan con la frecuencia necesaria, al tiempo que denuncian que los residentes apenas disponen de actividades lúdicas y de esparcimiento que les permitan envejecer con dignidad, apartado que también reivindicamos en la PNL”, ha concluido.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.