El PP exige la dimisión de Enrique Benítez ante su “irresponsabilidad política” tras denunciar un falso aumento de deuda de los ayuntamientos


  • Oblaré asegura que no se produce un incremento, si no que la deuda que los ayuntamientos tenían con los proveedores ha pasado a ser una deuda financiera al acogerse al plan de pago
  • El dirigente popular recuerda que el parlamentario socialista fue delegado de Economía de la Junta “por lo que nos resulta extraño que desconociese este punto: o es incompetente o ha mentido”

Málaga, 30 de abril de 2013.- El vicesecretario general del PP de Málaga, Francisco Oblaré, ha exigido hoy la dimisión del dirigente socialista Enrique Benítez como parlamentario andaluz ante lo que considera “una grave irresponsabilidad política” tras haber denunciado un aumento de deuda de 2011 a 2012 por parte de los ayuntamientos del PP “que no es real”.

“Benítez, acusó ayer a los ayuntamientos del PP de la Costa del Sol de haber incrementado la deuda en exceso, y no explicó que este aumento no es cierto, ya que lo que ha pasado es que la deuda que las corporaciones tenían con los proveedores ha pasado a ser una deuda financiera cuando se han acogido al plan de pagos impulsado por el Gobierno central”, ha expuesto el dirigente popular, que ha comparecido junto al vicesecretario de Política Municipal del PP de Málaga, José Ramón Carmona.

En este sentido, Oblaré ha detallado que con el plan de pago a proveedores los ayuntamientos han podido liquidar las deudas que tenían con estos” y se ha acordado un plan de financiación a diez años para poder amortizar con garantías esta cantidad que ha sido adelantada.

“De esta forma, lo que hasta ahora era una deuda comercial con proveedores ha pasado a ser una deuda financiera con un banco y con un plan de pagos con muchas garantías, por lo que en ningún momento ha habido aumento de deuda”, ha subrayado el vicesecretario general del PP malagueño.

“Al escuchar las declaraciones ayer de Benítez, nos produjo gran extrañeza, ya que hay que recordar que ha sido delegado de Economía de la Junta en Málaga y actualmente es miembro de la Comisión de Hacienda del Parlamento andaluz, por lo que algo de esto tiene que saber”, ha indicado Oblaré.

“Sólo caben dos posibilidades, o que no sabía lo que decía o que sí lo sabía y engañó a sabiendas”, ha advertido el dirigente popular, que considera que en ambos casos “estamos hablando de una falta de irresponsabilidad política muy grave que nos lleva a pedir su dimisión”, ha indicado el dirigente popular.

Al respecto, Oblaré ha insistido en que “con la formación de este dirigente socialista, que actualmente es el coordinador de las iniciativas parlamentarias del PSOE de Málaga, cuesta creer que no supiese que este supuesto aumento de deuda no es tal”. “Lo peor es que centra el foco en los ayuntamientos del PP, ignorando que esta circunstancia se ha dado en todos los ayuntamientos de España que se haya acogido al plan de pago a proveedores”, ha sostenido el popular.

“Me consta que hay muchos alcaldes, y no sólo del PP, que están muy molestos con las declaraciones de Benítez, ya que todos están haciendo un esfuerzo por ajustar gastos y este señor se dedica a hablar de aumento de deudas, dando la imagen de que las corporaciones locales son despilfarradoras”, ha lamentado Oblaré.

Por todo ello, “el PP de Málaga pide la dimisión del parlamentario socialista, por su irresponsabilidad política tras las engañosas declaraciones que ha hecho”, ha subrayado el vicesecretario general del PP de Málaga, que ha criticado que con esta “errónea denuncia” por parte de los socialistas malagueños, “se haya vuelto a demostrar el aborrecimiento de esta formación con los ayuntamientos del PP de la Costa del Sol, cuyos ciudadanos hace mucho tiempo que no les votan”.

Por su parte, Carmona ha calificado las declaraciones de Benítez como “un intento de fraude, un engaño”. “Lo hemos pillado, por lo que no le queda otra que o irse a su casa o pedir disculpas a todos los ayuntamientos por haber mentido sobre su deuda”, ha señalado.

El vicesecretario de Política Municipal ha recordado que el plan de pago a proveedores “ha sido una medida histórica, netamente municipalista, que ha permitido que los ayuntamientos se pongan al día con muchas de sus cuentas pendientes, y teniendo que asumir una deuda con unas garantías muy buenas gracias a la intermediación de la Administración central”.