El PP estudia acciones legales para proteger a los ayuntamientos de las demandas por impago de una empresa de la Junta


  • Egmasa reclama a los consistorios los fondos de unas subvenciones que fueron concedidas en 2008 y que nunca fueron ingresadas por parte del Gobierno andaluz
  • Carmona advierte de “un nuevo escándalo relacionado con subvenciones cuyos fondos no sabemos dónde fueron a parar”

Málaga, 27 de agosto de 2013.- El vicesecretario de Política Municipal del PP de Málaga, José Ramón Carmona, ha anunciado hoy que su formación estudia acciones legales con el objetivo de defender y proteger a los ayuntamientos que van a ser demandados por Egmasa, empresa pública dependiente de la Junta de Andalucía, que les reclama unos fondos que realmente tendrían que haber sido abonados por el Gobierno andaluz.

En este sentido, el dirigente popular, que ha mantenido una reunión con varios de los alcaldes del PP afectados por este “despropósito”, ha explicado que estas subvenciones, relacionadas con la ejecución de una serie de obras de remodelación de caminos rurales, fueron concedidas en 2008, “pero los fondos nunca fueron ingresados a los ayuntamientos por parte de la administración autonómica”.

“Nos tememos que haya salido a la luz un nuevo escándalo relacionado con subvenciones cuyos fondos no sabemos dónde fueron a parar, y en el que de forma injusta los ayuntamientos aparecen como deudores, cuando quien incumple, como siempre, es la Junta de Andalucía”, ha advertido Carmona.

El responsable de Política Municipal de los populares malagueños ha detallado que en 2008, la citada empresa se puso en contacto con varios ayuntamientos de la región para ofrecerles la realización de unas obras en caminos rurales que serán financiadas por el ayuntamiento titular del camino y por parte de la Junta de Andalucía, que en muchos casos se comprometió a asumir incluso el 60 por ciento del total de las obras.

Dado que la Junta de Andalucía nunca ha abonado su parte, llegó un momento en el que los ayuntamientos hicieron una cesión de crédito de la deuda restante, tras acordarlo así con la propia Egmasa y la administración regional, de tal forma que los consistorios dejaban de ser deudores. De esta forma, la deuda pasaba a ser de la Junta con su empresa pública, tal y como están detallando todos los informes de intervención de los ayuntamientos afectados.

“Pese a todo ello, nos hemos encontrado con que Egmasa va a emprender acciones legales contra estos ayuntamientos, pese a que ellos han pagado su parte y no son responsables de que la Junta no haya cumplido con la suya y no se haya sabido más de las citadas subvenciones”.

Al respecto, Carmona considera que esta situación “es muy preocupante”, primero porque “sitúa a los ayuntamientos como víctimas una vez más, teniendo que enfrentarse a una serie de acciones legales completamente injustificadas”, y en segundo lugar, “porque estamos hablando de unas subvenciones públicas que fueron concedidas y de las que no se ha vuelto a saber”.

“Por ello, desde el PP vamos a estudiar caso por caso y vamos a emprender las acciones legales pertinentes para proteger a los ayuntamientos afectados y para que quede claro que la única administración que incurre en impago es la Junta de Andalucía”, ha concluido el popular.

Los municipios de Málaga afectados por esta circunstancia son Alfarnatejo, Algarrobo, Almogía, Álora, Alpandeire, Antequera, Árchez, Archidona, Ardales, Arriate, Benalauría, Benamargosa, Benarrabá, Campillos, Canillas de Aceituno, Canillas de Albaida, Cañete La Real, Cártama, Casabermeja, Casarabonela, Casares, Coín, Colmenar, Cortes de la Frontera, Cuevas Bajas, Cuevas de San Marcos, Cuevas del Becerro, Faraján, Genalguacil, Igualeja, Istán, Iznate, Jimera de Líbar, Jubrique, Júzcar, La Viñuela, Málaga, Mollina, Montejaque, Ojén, Parauta, Pizarra, Pujerra, Sayalonga, Sierra de Yeguas, Totalán, Valle de Abdalajís, Vélez-Málaga, Villanueva del Rosario y Yunquera.