El PP espera que la Junta no responsabilice a los profesionales de las carencias del sistema sanitario


  • Oblaré celebra que “por fin” la consejera de Salud se haya sentado con las principales asociaciones del sector

El vicesecretario general del Partido Popular de Málaga, Francisco Oblaré, ha afirmado hoy que espera que la Junta de Andalucía no responsabilice ahora a los profesionales de las carencias del sistema sanitario, después de que esta semana la consejera del ramo, María José Sánchez Rubio, se haya reunido con los principales organismos y asociaciones del sector.

“Celebramos que por fin alguien de la Junta se haya sentado con representantes del sector sanitario en Málaga, quienes mejor que nadie conocen las carencias del sistema, pero esperemos que esto no sirva para que ahora el Gobierno andaluz los haga corresponsables del despropósito de su gestión”, ha advertido el dirigente popular.

En este sentido, ha subrayado que “gracias precisamente a los profesionales sanitarios el sistema no se ha quebrado, algo que es muy de valorar y que la Junta de Andalucía debería tener muy presente”. “En su gestión, al menos, no se refleja este reconocimiento, ya que apartan a los profesionales de la gestión e imponen cargos políticos y de confianza”, ha denunciado.

Oblaré ve insuficientes los últimos anuncios hechos por parte de la Consejería de Salud ante los graves problemas que se están viviendo en Málaga. “Parece que reaccionan pero, como siempre, demasiado despacio, con demasiada burocracia de por medio, mientras sigue habiendo urgencias colapsadas y plantas de hospitales cerradas”, ha apuntado.

“Los conciertos con hospitales, como ocurre con las clínicas Pascual y las prórrogas en falso, siguen sin resolverse, lo que nos lleva a temer que en breve en Andalucía asistiremos al cierre de estos centros sanitarios”, ha lamentado el vicesecretario general de los populares malagueños, que espera una rectificación en este sentido de la Junta “como ya tuvo que hacer con la irresponsable decisión de querer trasladar las unidades del dolor”.

Asimismo, ha recalcado que todos y cada uno de los problemas que siguen afectando a la sanidad malagueña “siguen sin resolverse o rectificarse”. “Por ejemplo, se continúa con la fusión del Carlos Haya y del Clínico, dejando a Málaga capital con un solo hospital, pese a que la aspiración de toda la ciudadanía era contar con tres”, ha expuesto.

De igual forma, sigue habiendo problemas en las urgencias y en la atención sanitaria debido a que son insuficientes los médicos adjuntos, los enfermeros o los auxiliares. “En algunos casos ha habido pacientes esperando 48 horas sentados en un sillón, algo que nunca debería haber ocurrido”, ha recalcado.

Oblaré también ha denunciado que por parte de la Junta se complica el acceso a la demanda asistencial, “nos tememos que con el objetivo de disminuir el número de enfermos que acuden o aumentando el tiempo de espera de extracciones de laboratorio”.

“Empezaron por manipular las listas de espera, pero se les ha ido de las manos y el sistema presenta cada vez más carencias debido a unos recortes que no se ha dirigido a lo superficial, a los cientos de cargos de confianza de la sanidad pública, sino a la base, a los profesionales sanitarios, los que con su entrega están sosteniendo a duras penas la sanidad pública”, ha concluido.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.