El PP esgrime diez motivos por los que la consejera de Salud “debe dimitir de inmediato”


  • Del Cid advierte de la decadencia del sistema público sanitario en Málaga y acusa a la Junta de haber “perdido el norte”

Málaga, 18 de febrero de 2014.- La secretaria general del Partido Popular de Málaga, Margarita del Cid, ha esgrimido hoy hasta diez motivos por los que considera que la consejera de Salud del Gobierno andaluz, María José Sánchez Rubio, “debe dimitir de inmediato” y ha advertido de la decadencia del sistema público sanitario de la provincia, fruto de que la Junta “ha perdido el norte”.

“Queremos poner el foco en un hecho que cada vez nos preocupa más, y es que la Junta de Andalucía está desmantelando el sistema público sanitario”, ha advertido la dirigente popular, que ha comparecido junto a la vicesecretaria de Acción Política del PP de Málaga, Patricia Navarro, y el secretario de Sanidad de los populares malagueños y andaluces, Ignacio Souviron.

En este sentido, considera que la actuación del Gobierno andaluz en materia sanitaria está causando “auténticos estragos” en el día a día de la atención, por lo que “no nos queda otra que pedir la dimisión de la consejera, y lo planteamos por una serie de motivos como la fusión del Carlos Haya y del Clínico”, que se está realizando “sin ninguna motivación, bloqueando la cercanía de los ciudadanos al sistema sanitario”. “De tres hospitales que íbamos a tener nos dejan con uno”, ha lamentado.

En segundo lugar, ha señalado que se aparta a los profesionales sanitarios de la gestión, “quienes sorprendentemente sufren reprimendas en el caso de que reclamen sobre las deficiencias del sistema”. De hecho, actualmente hay récord de expedientes disciplinarios contra los profesionales, “lo que denota que la libertad de expresión no impera en la sanidad malagueña”.

La secretaria general de los populares malagueños ha criticado también el estado de la sala de urgencias del Carlos Haya, “sucia, con mal aspecto y falta de mantenimiento, que no favorece en nada a la labor de profesionales y al uso por parte de los pacientes”.

Igualmente, la atención suele estar priorizada por los MIR, siendo insuficientes los médicos adjuntos, los enfermeros o los auxiliares; mientras que los cambios y movimientos de servicio, como el traslado de la unidad del dolor, “impuesto sin razonamiento alguno”, afecta a más de 8.000 pacientes en Málaga, ha expuesto Del Cid.

“Por si fuera poco, la atención primaria para médico de familia y pediatría tiene un tiempo de espera medio de seis días para acudir a consulta”, ha denunciado, a lo que ha añadido que  “la Junta no sabe que las enfermedades y la atención no pueden ni deben esperar”.

La también diputada nacional ha mostrado su preocupación por el hecho de que, según denuncian los sindicatos sanitarios, “se esté complicando el acceso a la demanda asistencial para disminuir el número de enfermos que acuden o aumentando el tiempo de espera de extracciones de laboratorio”.

Otros motivos, como el constante aumento de las listas de espera, que los órganos de participación de la sanidad malagueña nunca se convoquen, o los problemas de abastecimientos de farmacias, “nos hacen pedir responsabilidades al Gobierno andaluz,   porque no debemos tolerar que haya enfermos que pasen días esperando en un sillón a que se quede libre una cama”.

“Quizá para PSOE e IU el bienestar sólo signifique seguir engrosando la administración paralela o seguir aumentando los cargos a dedo en la sanidad pública, por lo que decimos basta ya”, ha concluido la popular.

Por su parte, Souviron ha recordado algunas falsedades de los actuales dirigentes andaluces respecto a la sanidad, como el plan de choque para las listas de espera o el refuerzo ante el colapso originado por la gripe A, medidas que aún no se han puesto en marcha.

Además, ha desmotando algunos argumentos defendidos por el PSOE estos días en política sanitaria, argumentando que Andalucía cuenta con 95.000 pacientes en listas de espera y que ha sido denunciada por la manipulación de estas cifras; que es la última región en España en gasto sanitario por habitante; y que es la comunidad con menos camas públicas, 1,96 por cada 1.000 habitantes.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.