El PP defiende que la reforma de la administración local sitúa el municipalismo como protagonista de la gestión pública


  • Del Cid valora el impulso que se le da a las diputaciones y “lo respetuosa que es la propuesta con las autonomías”

Escucha parte de la rueda de prensa

Málaga, 18 de febrero de 2013.- La secretaria general del PP de Málaga, Margarita del Cid, ha defendido hoy que la reforma de la administración local anunciada por el Consejo de Ministros la pasada semana sitúa el municipalismo como protagonista de la gestión pública. Para la popular se trata de una propuesta que, “si bien tiene aún bastante recorrido por delante” empieza “con muy buen pie”.

 

Del Cid, que ha valorado hoy junto al presidente del Consejo de Alcaldes de la formación popular malagueña, José María García Urbano, la propuesta de la reforma, ha explicado que se trata de “un gran paso que era cada vez más necesario y reivindicado por la ciudadanía” pero que “nadie se atrevía a abordar”.

De hecho, ha asegurado que el proceso de elevar al Consejo de Estado la propuesta para después someterla a trámites parlamentarios “enriquece y fortalece la iniciativa”. “Estoy convencida de que el Gobierno buscará el mayor consenso posible, sin renunciar a nuestros compromisos programáticos”, ha subrayado.

“Es una de las reformas más necesarias, valientes y transparentes” ha destacado ya que, tal y como ha reconocido, “desde la Transición se hacía necesario reforzar el papel de las entidades locales en España”. En este sentido, ha informado de que “se alumbra el inicio de una administración local menos costosa y que ofrece, por tanto, mejores servicios a los ciudadanos”.

Así, la secretaria general de los populares malagueños ha aseverado que desde el PP de Málaga “valoramos la enorme valentía del Gobierno encabezado por Mariano Rajoy” ya que afronta una reforma que “sitúa el municipalismo como protagonista de la gestión pública”. Para Del Cid, lo hace “reforzando también el papel de las diputaciones y siendo respetuosa con las competencias que por derecho estatuario tienen las comunidades autónomas”.

Asimismo, ha manifestado que “el que diga lo contrario es que se está poniendo el parche antes de que le salga la herida”. En este sentido, ha puesto sobre la mesa los principales aspectos de la reforma como la clarificación de las competencias entre administraciones, evitando duplicidades; el establecimiento de un periodo de cinco años para el cambio de titularidad de determinadas competencias que estaban siendo compartidas entre ayuntamientos y comunidad autónoma; o un primer ahorro en los consistorios malagueños de 200 millones de euros, entre otras cuestiones.

Además, también ha destacado que la propuesta de la reforma también plantea limitar el uso de las autorizaciones administrativas para iniciar una actividad económica o que el impacto de las medidas supondrá un ahorro neto total de 7.129 millones de euros entre los años 2013 a 2015.

 

La secretaria de los populares malagueños ha concretado también que “si esta ley se hubiese aprobado hace años no tendríamos una Junta de Andalucía con su administración paralela, que nos cuesta a los ciudadanos miles de  millones de euros al año, frente por ejemplo a los 1.500 millones que transfiere la propia Junta a los 771 ayuntamientos andaluces”.

Finalmente, Del Cid ha concluido que el Gobierno ha impulsado una reforma “necesaria y valiente” que “pone el acento en la racionalización del gasto público”. “Incide en una premisa que el PP lleva defendiendo durante años, que es una administración, una competencia” a la vez que “queda claramente definido el papel de las Diputaciones como valedores de los pequeños municipios, lo que sin duda va a mejorar el equilibrio territorial”, ha espetado a la vez que ha indicado que lo más importante es que “se plantea un nuevo modelo de administración donde el ayuntamiento, la administración más cercana al ciudadano, sale reforzada y respaldada para prestar el mejor servicio posible”.

Por su parte, García Urbano ha asegurado que esta reforma es “plenamente congruente” con todas las que está afrontando el Gobierno central”. “No es ni el punto de llegada ni el de partida, si no que hay que encarrilarla en el sentido de la modernización de las administraciones públicas, haciendo hincapié en la erradicación de impagos y en la modernización”, ha sostenido.

“La aspiración de este anteproyecto de ley es que sea enriquecida y consiga el consenso a lo largo de sus trámites parlamentarios, lo que garantizará la perdurabilidad de la misma”, ha concluido el dirigente popular.