El PP defiende mejorar la Ley de protección de animales tras 14 años sin reglamento


La parlamentaria andaluza por el Partido Popular de Málaga Esperanza Oña ha apostado hoy por mejorar la Ley andaluza de protección de animales aprobada en 2003, de tal forma que su texto recoja las sensibilidades actuales al respecto, y que suponga además el desarrollo de un reglamento que permita su aplicación, algo que tras 14 años no ha tenido esta ley.

 

“La actual Ley andaluza 11/2003 sobre Protección de Animales no se cumple porque no cuenta con un reglamento”, ha advertido la dirigente popular, que ha mantenido un encuentro con representantes de asociaciones de protección de animales, de colegios profesionales y del Ayuntamiento de Málaga con el objetivo de ir perfilando los cambios que podrían introducirse en esta normativa.

 

En concreto, han asistido al encuentro de trabajo los representantes de la Asociación Cyd Santa María, de équidos; de la Federación Tidus; del Refugio del Burrito; de la Protectora de Málaga; del Colegio de Abogados; y del Ayuntamiento de Málaga, representado, entre otros, por el concejal de Medio Ambiente, Raúl Jiménez.

 

Oña ha explicado que, al no contar la mencionada ley con reglamento, no se dispone ni de medios humanos ni materiales ni de un presupuesto que permita ejecutar las disposiciones de esta ley que, no obstante, “después de 14 años desde su aprobación, tiene muchas cuestiones que pueden ser mejoradas”.

 

Como ejemplo, la diputada andaluza ha apostado por incluir la identificación de los animales de compañía mediante el sistema de ADN, tal y como se ha implantado recientemente en Málaga, de tal forma que haya una mejora notable en la identificación y localización de todos estos animales como vía para luchar contra el abandono.

 

Asimismo, considera necesario que haya un mayor control del sistema de crías, regulando quién puede ser criador y qué condiciones y requisitos debe cumplir para controlar estas poblaciones; así como la creación de una unidad especial, dependiente de la Policía Local en cada caso, que se coordine con el Seprona para mejorar la labor de control y protección de este cuerpo de la Guardia Civil.

 

En materia de abandono, Oña ha destacado la necesidad de que haya un mayor control a través de esta ley para evitar el abandono masivo de perros y el maltrato al que son sometidos una vez terminada la temporada de caza “por culpa e irresponsabilidad de algunos desaprensivos”.

 

En el apartado de sanciones, para evitar, entre otras cosas, el maltrato animal, Oña ha subrayado la importancia de que un futuro reglamento las desarrolle adecuadamente, ya que a día de hoy las que se ejecutan son por la sensibilidad que se tenga a nivel municipal en cada ciudad o pueblo, “porque a nivel autonómico no se hace nada al respecto, no se ejecuta ninguna sanción”.

 

“También debemos tener como referente, al menos en estudio, la máxima del sacrificio cero, sopesando sus ventajas e inconvenientes pero teniéndolo como ideal”, ha apuntado la parlamentaria popular, que considera que la nueva normativa resultante debería ser “no sólo una ley de protección de los animales, sino también de bienestar”.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.