El PP defiende la reforma de las pensiones y pide un “ejercicio de responsabilidad” para asegurar las prestaciones del futuro


  • Del Cid asegura que el Gobierno central “tiene el coraje que no tuvo el PSOE” de presentar una reforma que las garantice
  • España lanza un mensaje de tranquilidad y asegura que se busca la sostenibilidad y la estabilidad del sistema público

Málaga, 21 de octubre de 2013.- La diputada nacional y secretaria general del PP de Málaga, Margarita del Cid, ha defendido hoy la reforma del sistema público de pensiones planteada por el Gobierno central y ha pedido que se haga un “ejercicio de responsabilidad” y que “no se critique por criticar” ya que esta reforma lo que busca es “garantizar no solo las pensiones de hoy sino asegurar también las prestaciones del futuro”.

De esta forma, la popular, que junto con la también diputada nacional por el PP de Málaga y portavoz de la Comisión del Pacto de Toledo, Carolina España, y la senadora Patricia Navarro, se ha reunido hoy con la Federación de Mayores Faman 50 de Málaga, ha explicado que la reforma trata de dar respuesta a problemas demográficos y económicos del sistema público, todo ello con el objetivo de garantizar la estabilidad y sostenibilidad del mismo.

Además, Del Cid ha asegurado que con esta reforma el PP “tiene el coraje que no tuvo el PSOE para presentar una reforma que era totalmente necesaria para garantizar las pensiones en España”. De hecho, ha concretado que la recuperación impulsada por el Gobierno permitirá una subida de los recursos en 2014 para pensiones, un hecho “muy alejado de las trabas que pone el Partido Socialista, tales como la negativa al diálogo”.

Por su parte, España ha argumentado que la esperanza de vida en el país es cada vez mayor, con lo que progresivamente se tienen que pagar pensiones a más personas y durante más tiempo. De hecho, ha subrayado que de los nueve millones de pensiones que existen ahora se espera que en 2050 pase a 15 millones.

“Nuestra formación al frente del Gobierno central trabaja para garantizar el poder adquisitivo tanto a medio como a largo plazo”, ha destacado a la vez que ha informado de que este “esfuerzo” del Ejecutivo permitirá que estas prestaciones suban cada año un 0,25% como mínimo y el IPC más el 0,25% como máximo, pero “nunca se congelarán”.

Tal y como ha señalado, las pensiones “ni se reducirán ni se congelarán, tal y como hizo el Gobierno socialista”; por lo que ha querido lanzar a los ciudadanos en general y a los pensionistas en particular un mensaje de tranquilidad además de tender la mano tanto a grupos políticos como a agentes sociales para alcanzar un clima de diálogo y consenso.

Reforma totalmente necesaria

“Pedimos que se acabe con la demagogia y que se adopte una actitud de responsabilidad política para construir entre todos un mejor sistema público de pensiones”, ha sostenido España quien ha defendido que la reforma de dicho sistema es “totalmente necesaria”.

Con la reforma, tal y como ha apuntado, el Partido Popular busca garantizar el sistema además de blindar la pensiones ya que con ella “los ciudadanos tendrán aseguradas sus prestaciones” cuando “lo único que hizo el anterior Ejecutivo socialista fue congelarlas, retrasar la edad de jubilación sin consenso y dejar de ingresar 15.000 millones de euros en el Fondo de Reserva”.

Asimismo, ha lamentado que los socialistas “ya no recuerden que en 2011 dejaron el sistema de la seguridad social con déficit”, por lo que ha pedido finalmente que el PSOE “aparque sus políticas engañosas basadas en meter miedo a los mayores y se ponga a trabajar por el presente y el futuro de los ciudadanos de nuestro país”.