El PP critica que la Junta y el PSOE digan “ni palabra” de Isofotón incluso ante la consumación de los 354 despidos


  • Oña considera que demuestran una preocupante “insensibilidad” e interés por ocultar en qué condiciones se dieron las subvenciones públicas millonarias
  • Advierte de que la actitud de opacidad de algunos dirigentes socialistas “recuerda demasiado al caso de los ERE”

Málaga, 3 de junio de 2013.- La parlamentaria andaluza por el PP de Málaga Esperanza Oña ha criticado hoy que la Junta de Andalucía y el PSOE digan “ni palabra ni explicación alguna” sobre las subvenciones millonarias otorgadas a Isofotón incluso ante la consumación por parte de esta empresa de los 354 despidos que hoy se ha anunciado.

“Demuestran una preocupante insensibilidad por un lado y mucho interés por ocultar en qué condiciones se dieron las subvenciones públicas millonarias que la empresa ha recibido en los últimos años”, ha advertido Oña, que considera que la actitud de opacidad de algunos dirigentes socialistas “recuerda demasiado al caso de los ERE”.

En este sentido, ha recordado que tras el anuncio que hizo hace unos días de que el grupo popular va a pedir en el Parlamento de Andalucía una comisión de investigación para analizar las condiciones en que se dieron las ayudas a la empresa, “ha habido un preocupante silencio”.

“Si obviamos, claro está, las surrealistas declaraciones del portavoz de los socialistas andaluces, Mario Jiménez, que echa la culpa al Gobierno central de que después de que la Junta haya dado 29 millones en subvenciones para mantener el empleo la empresa despida a 354 trabajadores”, ha criticado.

Al respecto, ha detallado que hay 29 millones en subvenciones directas “que tenían que vincularse sí o sí al mantenimiento de los empleos”, además de la concesión de 30 millones de euros en los que la Junta de Andalucía ha actuado de avalista”.

“Hay tres responsables de que estas ayudas se otorgasen, al parecer, visto los resultados, sin ningún tipo de control y fiscalización: María Gámez, Pilar Serrano y Marta Rueda, las tres responsables en Málaga de la Consejería del ramo”, ha subrayado Oña.

Al respecto, ha indicado que hasta la fecha ni Serrano ni Rueda “se han dado por aludidas, pese a que sobrevuela la sospecha de malversación de fondos públicos”, y en cuanto a Gámez, “dice que no dirá nada hasta que conozca los términos de la denuncia del sindicato CSIF, respuesta que ante todo resulta una gran muestra de oscurantismo”.

“Es como en el caso de los ERE, aquí parece que no hay responsabilidades políticas, hasta que aparecen, y de qué manera”, ha alertado Oña, que cree que “cada minuto que pasa sin que estas tres dirigentes socialistas digan nada, pierden credibilidad a pasos agigantados”.

La diputada autonómica ha afirmado que los trabajadores de la empresa han denunciado que los productos actualmente se fabrican en China y que en Málaga lo único que se hace es poner el etiquetado europeo, y ha recordado que la entidad que ahora gestiona Isofotón ha abierto una central en Ecuador y planea la apertura de otra en Estados Unidos.

“Es normal que se solicite una investigación, no vaya a ser que el dinero de todos los andaluces haya ido a parar a los intereses privados de una empresa, por cierto, que se situó al frente de Isofotón porque así lo propició la propia Junta”, ha sostenido la dirigente popular.

A Oña no le cabe duda de que la responsabilidad de este “despropósito” por parte de la empresa se terminará sabiendo. “Ahora lo que toca es que los responsables políticos que permitieron que se otorgasen esas subvenciones rindan cuentas por ello”, ha recalcado.

Por último, la dirigente popular ha recordado que ante todas las iniciativas que el PP ha presentado en el Parlamento para que se investiguen estas subvenciones, “la actitud del PSOE, con la complicidad de IU, ha sido de rechazo; nuevamente otra similitud con el caso de los ERE”.