El PP apunta a la responsabilidad política de Gámez, Serrano y Rueda en la concesión de subvenciones millonarias a Isofotón


  • Oña solicita la creación de una comisión de investigación para que también se analice “no sólo quién recibió las ayudas si no quién las otorgó, con qué criterio y con qué controles”

Escucha parte de la rueda de prensa

Málaga, 30 de mayo de 2013.- La parlamentaria andaluza por el PP de Málaga Esperanza Oña ha apuntado hoy a la responsabilidad política de las dirigentes socialistas María Gámez, Pilar Serrano y Marta Rueda, como responsables provinciales durante los últimos años de la consejería encargada de la concesión de subvenciones millonarias a Isofotón, que inicialmente estaban vinculadas al mantenimiento de los puestos de trabajo “pero que obviamente no se ha usado para tal fin”.

Oña ha recordado que durante los últimos años Isofotón ha recibido 29 millones de euros de subvenciones públicas por parte de la Junta y 30 millones de euros a través de avales en los que también se ha visto implicada la administración, cuestiones que “debieron pasar por las manos de estas tres señoras que hasta la fecha no han dado ninguna explicación al respecto”.

“Si todas estas subvenciones debían estar vinculadas al mantenimiento de los puestos de trabajo y ahora la empresa quiere despedir a más de la mitad de la plantilla, está claro que algo no ha salido bien y que es necesario que los responsables políticos de la Consejería den explicaciones”, ha indicado Oña, que ha comparecido junto a los también diputados autonómicos Víctor González y Antonia Ruiz.

“Resulta muy preocupante que la Junta otorgue millones y millones de euros de subvenciones públicas con un fin muy concreto y que después no fiscalice ni supervise que ese dinero, que es de todos los andaluces, se emplee de verdad para el mantenimiento de los puestos de trabajo”, ha recalcado la parlamentaria popular, que por este motivo ha anunciado que pedirá la creación de una Comisión de Investigación en el Parlamento de Andalucía.

En este sentido, ha celebrado que la Fiscalía haya decidido investigar el uso que la empresa ha dado a estos fondos públicos, “pero también creemos que hay mucha responsabilidad en la parte que otorga estas ayudas”. “Es necesario que se investigue en qué condiciones la Junta dio estas subvenciones millonarias bajo qué criterios y con qué expedientes y controles”, ha indicado.

“Queremos saber cómo son esos expedientes con los que la empresa justificó que efectivamente iba a mantener el empleo, y urgen las respuestas, porque peligran 700 puestos de trabajo –la plantilla de Isofotón- y la honestidad de la administración andaluza”, ha sostenido Oña.

La parlamentaria por el PP de Málaga considera que “no se puede consentir que el dinero de todos los andaluces pueda estar utilizándose para falsear el etiquetado de productos fabricados en China o para que la empresa que actualmente gestiona Isofotón esté abriendo una planta en Estados Unidos y en Ecuador mientras los trabajadores de aquí pierden su empleo”.

“Todo esto es lo que hay que investigar, la complicidad despilfarradora entre una empresa que no ha cumplido con lo estipulado y una administración que ha otorgado subvenciones millonarias sin al parecer fiscalizar en qué se han empleado”, ha afirmado.

Colaboración de Gámez, Serrano y Rueda

Al respecto, ha señalado que “de todas estas cuestiones Gámez, Serrano y Rueda deben dar explicaciones”. “¿Ninguna de las tres tiene nada que decir, no tienen prisa por explicar cuál fue su colaboración en este desaguisado?”, ha planteado Oña.

“También hay que exigir responsabilidades a estos tres cargos, porque ellas han sido responsables provinciales de la consejería cuando se ha otorgado a la empresa hasta 29 millones de euros de subvenciones directas y 30 millones de euros en los que la administración ha sido avalista”, ha hecho hincapié Oña, que ha extendido esta responsabilidad a los máximos responsables de la consejería a nivel regional y al presidente andaluz, José Antonio Griñán.

Por último, ha recordado que hace unos días se debatió en el Parlamento de Andalucía una Proposición No de Ley a instancias del PP en la que, entre otros aspectos, se pedía investigar el destino y empleo de las ayudas públicas, “y en estos puntos, PSOE e IU se pusieron de acuerdo para votar que no, que no se investigase nada de nada”.

Igualmente, el grupo popular ha presentado hasta la fecha una veintena de preguntas en las que se pide acceder a los expedientes por los que se otorgaron las ayudas, bajo qué criterios y premisas, “y aún no han sido capaces de dar ni una sola respuesta”, ha concluido.