Bendodo propone el sufragio directo para elegir a los presidentes de las diputaciones provinciales


  • El presidente del PP de Málaga aboga por “analizar la conveniencia de ir hacia la circunscripción única” y que los ciudadanos “puedan votar en una urna al presidente del gobierno de la provincia”
  • Elías Bendodo ha protagonizado el debate sobre Garantías de Cohesión Social durante las jornadas sobre Estabilidad y Buen Gobierno en las Corporaciones Locales que el Partido Popular celebra en Barcelona

El presidente del Partido Popular de Málaga y de la Diputación provincial, Elías Bendodo, ha propuesto que los presidentes de estas instituciones también puedan ser elegidos por los ciudadanos mediante sus votos. “Como presidente de la Diputación, me gustaría que los malagueños tuvieran la oportunidad de apoyar o castigar mi gestión en las urnas”, ha afirmado Bendodo, “por eso, debemos plantearnos el sufragio directo de los presidentes de las diputaciones”.

Durante su intervención, el presidente de los populares malagueños ha defendido que “igual que en Comunidades uniprovinciales y con los alcaldes, los ciudadanos deberían poder votar en una urna al presidente del gobierno de la provincia”. Bendodo ha participado en la mesa redonda sobre Garantías de Cohesión Social, dentro de las jornadas sobre Estabilidad y Buen Gobierno en las Corporaciones Locales, que el Partido Popular celebra en Barcelona.

Según Bendodo, esto propiciaría que “todos prestáramos más atención a los programas electorales provinciales. Así, elevaríamos el nivel de exigencia ciudadana y de los propios políticos y directivos; avanzaríamos en la democratización de las instituciones, en cercanía y legitimidad”.

Circunscripción única

Precisamente en esa línea, Elías Bendodo ha abogado por “analizar la conveniencia de ir hacia la circunscripción única”. Según el presidente popular, “en Málaga ha habido ocasiones donde la primera fuerza en votos no ha sido la primera en diputados”.

“Las diputaciones llevan doscientos años demostrando su labor de cohesión social y territorial, y no es necesaria la división del número de diputados por comarcas”, ha aseverado Bendodo. “Con más representatividad, competencias y eficacia tal vez algún día las diputaciones lleguen a ser esas delegaciones provinciales de las Autonomías que se planteaban en la Transición”.

El auténtico gobierno provincial

Elías Bendodo ha realizado durante su intervención una clara defensa del papel que juegan las diputaciones provinciales, de las que ha asegurado que “muchos gobiernos prefirieron que miraran hacia adentro antes que atender a la sociedad, y le sumaron una gestión económica y de recursos humanos disparatada”.

“En Málaga encontramos hace tres años una deuda de 300 millones de euros, pero ya hemos pagado tres cuartas partes de esa deuda, hemos reducido la plantilla en 400 personas y hemos incrementado la inversión un 10% anual”, ha defendido Bendodo.

Según el presidente provincial, “la derrota electoral de la izquierda en 2011 deja 27 diputaciones al PP y sólo 7 al PSOE. Es en ese momento cuando empieza el intento de acabar con una institución con 200 años de historia, sin datos del ahorro efectivo, ni explicar qué pasaría con los servicios y con el personal”.

Pero el PP les da a esta institución un nuevo sentido como administración más cercana a los ayuntamientos: “cuando llegué a la Diputación tenía una cola de alcaldes que no podían pagar la luz de las farolas, he atendido a alcaldes que traían las llaves de su ayuntamiento, tras seis meses sin poder pagar las nóminas”.

Según Bendodo, “el PP prioriza en los servicios directos a las personas que más difícil lo tienen. Cuando llegué, encontré pueblos sin telefonía móvil, Internet o centro médico, y gente que por esto veía trabada su capacidad de trabajar, estudiar o tener una calidad de vida moderna; ahí tiene que estar la Diputación”.

A la vanguardia

Elías Bendodo ha expuesto durante su intervención que “el nuevo papel que la ley ofrece a las diputaciones debe convertirlas en instituciones políticamente a la vanguardia en cuestiones como la eficacia, la eficiencia, la transparencia, la participación o la agilidad de actuación.

Además, ha defendido la creación de un sistema de gestión por objetivos, la simplificación al máximo de los procedimientos administrativos o la implantación de la administración electrónica y la gobernanza para protagonizar una gestión más transparente.

Así mismo, Bendodo ha afirmado que “hay competencias de las Comunidades Autónomas que tienen más sentido en manos de la provincia, como la ordenación territorial, urbanística y medioambiental; de hecho, se elaboran muchos Planes Generales de Ordenación Urbana”.

“Las Comunidades deben ver a las diputaciones como un aliado en el servicio ciudadano, respetar sus competencias y ceder mediante convenios dotados económicamente actuaciones y servicios”, ha dicho el presidente de los populares, quién ha expuesto la necesidad de “lograr un marco jurídico unificado para todas las diputaciones”.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.